viernes, mayo 22, 2009

ATLAS DESCRITO POR EL CIELO

A mi amiga: La dama se esconde.


*Es pobre sólo el que no ve más lejos de lo que ve.
*El paso del tiempo está en armonía con el paso de los pies.

De una hermosura susurrante, que va más allá de la imaginación y la creatividad; sus letras se escurren en mis ojos y la admiración da paso a la sonrisa sincera, ingenua, crédula, como cada personaje del servio Goran Petrovic en el ATLAS DESCRITO POR EL CIELO. Estamos ante una novela fuera de lo común, que crea y desploma sueños a partir de un techo derrumbado. Sus habitantes deciden quitar el techo rojo de su casa; tarea nada fácil, en un mundo regido por normas, reglamentos, leyes y recetas sociales, convencidos de que el mejor techo,  es el cielo; que la visión del firmamento la remplace  y sea cómplice de su travesía...El  cielo azul, va revelando sin par, como un reloj de arena los sucesos de cada uno de sus habitantes de la casa sin techo.  Ante la agresión de los vecinos y la sociedad en sí, señalándolos de irresponsables,  sus habitantes se ayudan de objetos mágicos como los Espejos Occidental y Septentrional. 
 
52 cuadros reales  o imaginarios,  dan el ritmo visual y atrayente a las palabras del cartógrafo Goran Petrovic, cada cuadro tiene asociación con personajes históricos o hechos:"Es increíble cómo uno voluntariamente acepta pasar la mayor parte de  su corta vida entre dos oscuridades. Creyendo con ingenuidad que está protegido por la solidez del suelo y de las vigas del techo, ni siquiera piensa en los peligros de ese modo de vivir"
Sueños entretejidos ayudan al menos a sobrevivir. El señor Polovski, enamorado de Sasha, día a día abraza la esperanza de ver pasar a la joven de lejito, él sabe que Sasha jamás irá a su encuentro, ni siquiera lo conoce, pero cada día que la ve caminar en dirección a él,  exclama: "es tan, tan bonito esperar a alguien, esperar el amor impide la llegada de la muerte. Cuando uno desiste de esperar el amor, la muerte ocupa su lugar"
Bógomil, músico de clarinete embellece el canto silencioso de Tatiana, nadie escuchó una palabra de sus labios.
Dragor, amigo curioso, le atrajo la originalidad de la casa sin techo y se une al grupo.
Andrei, detrás de un sofá,  habita la espera de la imaginaria Eta: "Soñando se va hacia donde nos se puede con el cuerpo"
Spíridon, el cartero acarreaba las numerosas misivas de vecinos solicitándoles poner el antiguo techo.
Aarib Hartman, amigo del cartero, fundador de "Las redes azules" dedicada a felicitar en cumpleaños a personas solitarias; gusta de acariciar y alegrar la soledad con palabras bonitas.
La tía Despina, sonriente siempre, cada uno de los habitantes de la casa sin techo exaltaba sus frases: "La realidad es sólo una fantasía exageradamente bien peinada". Especialista en la fabricación de amuletos contra el mal, ya que todos poseían anatomías diferentes: "uno está consciente sólo de su propia piel. Ésta puede ser delgada(como una mañana transparente), de un grosor mediano(parecida a un crepúsculo sosegado) y gruesa(como una noche nublada). De ello depende también el grado de la sensibilidad humana. Mientras que a unos los aplasta un copo de nieve, otros sobreviven incluso bajo una granizada de meteoros" 
Herrero, chaparrito. Enamorado de Sasha, en la contemplación plena de los murciélagos, aspira a encontrar la fórmula mágica o sea la Inscripción; le otorgará la capacidad de crecer ilimitadamente, para ser merecedor de la joven. Decía mi abuela: Sólo los sueños crecen y con el tiempo la estatura se encoge.
En la casa de techo azul, existen dos espejos: el OCCIDENTAL y el SEPTENTRIONAL. El primero observa la verdad(lado derecho) y la mentira(lado izquierdo) a los que Petrovic, nos dice: "la gente, por lo general, no es capaz de sobrevivir a la separación entre la verdad y la mentira, espejearse es asunto de higiene mental es bueno conocer con regularidad la relación momentánea entre la verdad y la mentira en cada uno de nosotros"
EL ESPEJO SEPTENTRIONAL, refleja tres tiempo, la primera siempre atrasada(el pasado) la segunda parte, la normal(el presente) y la tercera, siempre iba adelantada(el futuro), lo que permitía espejear a cada uno de su habitantes: "contar no lo que sucede sino lo que puede suceder, no lo que vemos sino lo que podríamos ver"
La enciclopedia Serpentiana, un libro sabio, guiador de reflexiones. Siempre se abre en el capítulo que el lector busca.
Hilando sueños, puliendo recuerdos y engordando el futuro, el libro ATLAS DESCRITO POR EL CIELO, nos habla: "Los recuerdos no se tiran: un día podría amanecer en el basurero la mayor parte de uno mismo, superior a la parte que quedara del susodicho"
"Los sueños hay que cuidarlos con mucho celo. De ellos no depende solamente la estatura total de un individuo sino, sumados con los demás sueños, también la estatura total de la humanidad" 
...Y enunciando sueños...
¿Cómo solucionar el problema de la lluvia? Sus habitantes serán capaces de contenerla, o acaso un simple deseo o sueño la desviará de la casa sin techo.

Libro: Atlas descrito por el cielo
Autor: Goran Petrovic
Editorial: Sexto Piso.

26 comentarios:

Shingen dijo...

Un placer enorme volver a leerte, mereces la espera, el tiempo, la magia.

Tiene que ser un libro fantástico el que nos propones. Con solo leer esto: "es tan, tan bonito esperar a alguien, esperar el amor impide la llegada de la muerte. Cuando uno desiste de esperar el amor, la muerte ocupa su lugar." Que me ha fascinado, por su realidad y simplicidad, por lo que esconden esas palabras, dura reflexión de un conformismo sutil, aplastante.

Me atreveré a leer este libro, lo merece la exposición de motivos que nos regalas.

Gracias Monique, un beso.

David

Sr Chejov dijo...

Tal vez esperar sea un arte, un cuadro recien pintado que lleva el perfume fresco de la muerte. Ese arte del que el tiempo no se hace responsable, ya que al esperar, las piernas dejan de temblar, como el iris, el pecho, el estmago, el juego al que nos negamos, cuando esta ahí, el amor.

Sigo la recomendación, aunque aquí los libros tienen ciero parentesis, van alejados por un tiempo que los demora.

Saludos Monique

La Dama Se Esconde dijo...

MUCHAS MUCHAS gracias por este maravilloso regalo.
Me ha encantado como nos lo cuentas, y, sobre todo, la magia que transmite ese libro, esos personajes, ese mundo, esos sueños.

Sin duda será la próxima lectura.

Es un verdadero placer venir por aquí y descubrir todos los tesoros que nos muestras.

Biquiños

Adolfo Calatayu dijo...

Regresaste,preciosa hermanita !!! No debería ser el ideal tener el techo por cielo? o mejor aún,que el cielo sea nuestro techo,es más,el cielo tendría que ser personal,compuesto por los colores y brillos de nuestros pensamientos y sentimientos,así veríamos que todos son hermosos y únicos...
Te dije acaso alguna vez que te quiero muchísimo?
Besotes y cariños...

Alejandra dijo...

Mi querida Monique, que gusto volver a leerte tan mágica como siempre. La reseña del libro se lee muy interesante, establece la forma de romper los esquemas y mirar diferente pero igual. =)
Ahora que lo piensas siempre vivimos tan limitados, guardaditos ya sea en nuestra casa, en nuestro trabajo, en nuestro cuerpo. No le dedicamos el tiempo suficiente a soñar e ir a explorar. Sin duda un libro que hay q buscar.
Besote grande para ti

momo dijo...

que maravillosa entrada , y que gusto volver a encontrarte de nuevo por el puente , me acerco muchas mañanas cuando paseo , y al no verte , me digo , mañana la veré...
Sabes? en octubre creo que voy a Mejico con la compañia , ya te contaré.
Un besote grande grande, y alegre de volver a verte.

Ligia dijo...

Según lo describes, parece un libro muy atrayente. Unos personajes interesantes y unos sueños curiosos. Abrazos

.* Itaa dijo...

Me atrae, pero soy tan mala para conseguir libros, siempre olvido los nombres..., veamos si logro recordar este, y también recordar donde dejaré el papel donde lo anoté
Saludos Monique

AlmA :) dijo...

Sencillez y elegancia... me encanta tornar aquí cuentas palabras de palabras... instantes de frases...sensaciones de colores y percepciones de miradas... es un placer acercarse aquí... un placer...

un beso :*

Lúzbel Guerrero dijo...

¡PLÍÑ! un 10, que se le puede aplicar a la frase :
*Es pobre sólo el que no ve más lejos de lo que ve
Estoy completamente de acuerdo cara MONIQUE; ver más allá que lo que ven los ojos de los otros, y los de uno mismo, puede ser una posesión incalculable
Hay más miseria en la mera ambición de lo material que en cualquier frugalidad involuntaria
Por si no lo había hecho antes, quiero recomendarle un libro yo también, uno que leí hace años y me dejo un sabor memorable; se trata de: "Verde agua", de Marisa Madieri
No es que tenga relación con su entrada o la novela que hoy nos recomienda, es que los balcanes dan muchas sorpresas agradables, y esta mujer creció en Fiume (hoy Rijeka de Croacia), y creo que le gustará leerla

Marta Simonet dijo...

Muchas gracias :)
Un beso.

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

mm. ¿Extraordinario? Seguramente si tanto te ha sugerido el Atlas del Cielo, Monique. Hay cosas que me gustaria remarcar, de las ciertas que aparecen: estas cosas de las ciertas son de las bien duras. Deja que diga que debemos elegir cual sueño queremos se cumpla, y solo uno, y cual sueño somos. Luego, ninguna ilusion ni deseo nos ayuda.

Se dice que todo es posible, pero antes hay que saber que es todo. Luego que es uno, luego que es nada.

Con besos

PIZARR dijo...

Tiempo esperando tus letras, que como siempre me llenan de placer.

Anoto también este libro, porque deduzco que en sus páginas he de encontrarme.

Habla de sueños por lo que veo y de ilusiones y de ese amor con el que siempre hay que soñar... y seguro que desborda imaginación a través de esos peculiares personajes que describes.

Lo que cuentas, más los párrafos que reproduces del libro prometen.

Un beso Monique y vuelve pronto

martín dijo...

aprendemos a caminar en la caída, en la sangre inocente partiendo las rodillas.
en ese ejercicio me voy alejando Monique, de palabras y formas, hay luz detrás de cualquier puerta, siempre está ahí el contenido, haciendonos brillar los ojos.

tus comentarios hacen bien Monique
un fuerte abrazo

pelado1961 dijo...

"Los mapas se pueden hacer sin cadenas, cuerdas, pasos, triángulos, brújulas, astrolabios, teodolitos, escalas, compases, lápices, gomas de borrar, reglas, micrómetros, planímetros, transportadores, curvímetros, catalejos, planchetas, eclímetros, binoculares, taquímetros, cuadrantes, niveladores, dioptómetros, o sextantes.
No se pueden hacer sin valentía."

Excelente autor. Como todos los que comentas tú.

Besotes!!

Bohemia dijo...

que hermosura de título, promete

momo dijo...

Monique...
Ha desaparecido un comentario mio snif.
Los recuerdos no se tiran: un día podría amanecer en el basurero la mayor parte de uno mismo.
Por eso mismo los mios se quedan en una parte de mi desván , y de vez en cuando acudo a ellos, para que no se s ientan tan olvidados.
Sabes una cosina?
en octubre viajo a Mejico con la compañia.
Más besos

vanto y vanchi dijo...

Pronto estaré por tus tierras, querida. Muy pronto.

Besos con sed de café.

Ricardo Tribin dijo...

Gracias querida Monique.

Tu post esta bellisimo!!!!

Hoy aprendo mas de ti y de tu gran conciencia.

Un beso frtaernal

troya dijo...

Solamente el que construye utopias puede caminar

MBI dijo...

La lluvía.......
siempre deseando que no cese.....

momo dijo...

Mi querida Monique, gracis no dudes que de hacerse realidad , porque de aquí a octubre , pueden pasar muchas cosas , me gustará darte un gran abrazo , pero...
seré bienvenida, momo es del sexo femenino jejej
Un abrazo

Conciencia Personal dijo...

MOMO:

Sí, lo sé, sucedió que se me atropellaron las palabras ante la alegría de saber, que pese a todo lo sucedido en México, con lo de influenza(sea verdad o mentira) los turistas continúan visitándonos.... serás bienvenida amiga....

besos, Monique.

Verbo... dijo...

Mientras te leo, pienso en ese mirar mas allá, en ese imaginar, visualizar mas allá.

Y pienso en Isabel Allende, muchas veces a dicho que se encierra en su cuchitril para ver mas allá y escribir en silencio.

Asi las cosas el oido requiere silencio, y los ojos visualizar mas allá.

Besos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que interesante obra que rompe paradigmas sociales y culturales, y rompe reglas impuestas por la sociedad moderna.

Pero los techos existes desde hace miles de años y nos protegen de las inclemencias del tiempo, como harán para protegerse de esas inclemencias, buena pregunta.

Me gusto la definición del grosor de la piel, así de cómo se vive cotidianamente en la novela, pero también nos lleva a reflexionar y a cuestionarnos sobre nuestra forma de vivir, si vivimos por nosotros mismos, o hay algo que nos dice como debemos vivir.
Saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Es un riesgo quitar la techumbre de una casa...claro, uno se expone a tormentas y hay un serio riesgo estructural; pero tiene la compensación de los cielos abiertos (aunque jugar con las verdades y los tiempos es un equilibrio precario).

Por alguna razón, me recuerda al que quiso volar como las gaviotas y los demás lo trataron de idiota porque pensaban que volar era imposible.

Me quedo con el tema de los sueños...vamos recordando los recientes dejando atrás y hasta renegando de los que tuvimos en la infancia; pero esos documentos oníricos también forman parte de nuestro proceso, nos guste o no.

Si con la fe se mueven montañas, ¿por qué no desviar la lluvia? Saludos afectuosos, de corazón.