lunes, junio 01, 2009

LLUEVE EN MI CORAZÓN...


Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona el hambre insaciable por los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos, exalta la contraportada del libro, del estadounidense Sam Savage.
Una hermosa fábula engarzada en un cuerpecito pequeño, feo, peludo, ingenioso, melancólico, cojo, sensible, es Firmin. Una ratita con alma creativa y gran corazón; más que humano.
Educada tercamente en las letras y ferviente admiradora del poeta francés Paul Verlaine:

"Llueve en mi corazón
como llueve sobre la ciudad,
¿Qué es este hastío
que roe mi corazón?"

"Llueve en mi corazón, cuando llueve, llora el corazón" Firmin evoca su poesía porque las ratas no tienen lágrimas. Sin embargo,  la mayor tragedia de Fermin, no es sobrevivir repudiado por los seres humanos, es vivir condenado al silencio; carecía de voz. Millones de palabras, fragmentos, poesía, diarios íntimos, confesiones: todas por el desague. Sus cuerdas vocales no eran adecuadas para el habla. ¿Cómo salir del silencio?
Descendiente de numerosa familia: 12 hermanos, una madre alcohólica, sin papá, sin futuro prometedor, abandonada en una librería, creció devorando bolitas de papel de libros que convertía en confeti."Estoy convencido de que estas páginas masticadas aportaron la base nutricional de lo que modestamente denominaré mi insólito desarrollo mental. Imagínense: filosofía, psicoanálisis, astronomía, La Revolución Francesa, Kant, Hegel, Swedenborg, Balzac, Cioran, Baudelaire, etc..." Firmin aprendió a leer entre un mundo repleto de libros que lo ayudaría a nunca descuidar su autoaprendizaje,  a enfrentar un universo, extraño y doloroso: El de los humanos."Hice que mis sueños entraran en los libros, y a veces me volvía soñar dentro de los libros. La única literatura que no soporto es la de ratas, incluido los ratones. A Mickey Mouse y Stuart Little me dan ganas de mearles en la boca"

Su larga trayectoría en sótanos, alcantarillas, bibliotecas, cines y  librerías, le formarían un carácter y un conocimiento, la mayor de las veces revelador. De los humanos aprendería que todos tenemos un destino, bien o mal un destino. Que los extremos se tocan. Los grandes amores se transforman en grandes odios, la callada paz deriva en estrepitosa guerra, el tedio infinito genera enorme excitación, las grandes intimidades traen gigantescos alejamientos.  Y allí seguía Firmin en sus divagaciones, desde las alturas observaba a Shine Norman, un tipo gordo y de culo bajito. El viejo librero enjuagaba sus lágrimas, la crisis editorial golpeaba fuerte, ventas nulas, los lectores desaparecían:  "Al ver llorar a Norman lo que más quería hacer: salir corriendo y arrojarme a los pies del librero y ponerme como un loco a besarle los zapatos, para consolarlo"
Un cruce de miradas, rompería el silencio. Gritaba Firmin ¡Me ha visto! con lo inteligente que es Norman habrá visto amor en mis ojos  - ahora sabía que no estaba solo. Tenía un sitio junto a alguien- Sin otra salida, Shine toma la decisión más importante de su vida. Junto a su librería amanece un cartel escrito a mano: LIBROS GRATIS. LLÉVESE TODOS LOS QUE PUEDA CARGAR EN 5 MINUTOS.
Jerry Magoon(El hombre más listo del mundo. Extraordinario artista extraterrestre) escritor fracasado, borracho, bohemio, sucio, desesperanzado, sería el segundo humano que amaría Firmin, hasta su accidentada muerte en las escaleras.

El mundo estaba acabándose para Firmin, todo se desplomaba, la vida  hacía de las suyas, es cansancio, es vejez, es tristeza, es desolación, es morir lentamente, es decir adiós, es gritar: ¡NI ME ECHARÁN DE MENOS!. Y yo no dejo de mirar atrás y pensar  en Fermin y en Verlaine: "CUANDO LLUEVE LLORA EL CORAZÓN"

Libro: Firmin
Autor: Sam Savage
Editorial: Seix Barral

29 comentarios:

ángel dijo...

Gracias por esta nota, tan documentada con agilidad, sobre el libro de Savage. La línea de Verlaine es no sólo célebre, sino intrínseca en la poesía cotiidaiana de la vida.


Un gusto recorrer tus letras. A conciencia.


Saludos...

Ligia dijo...

Desde luego, es muy curiosa la historia. Siempre había oído hablar de una "rata de biblioteca" refiriéndose a los humanos, así que me ha sorprendido el personaje. Abrazos

Shingen dijo...

Cada día soy un poquito más un ratón de biblioteca, y es que con tu influencia no es para menos.... devoro libros y antes de acabarlo tengo otros en la mente, dispuestos para leer.

Este que nos presentas hoy merece la pena estrujarlo y leerlo, tiene una historia digna de conocer y fascinante... muy dura, pero como la vida.

Cuando llueve llora hasta el alma.

Besos, Monique

David

la granota dijo...

Jolin! Qué triste!

Alejandra dijo...

Pufff no pude evitar relacionar la reseña de tu libro, con algo que sucedio en la oficina. En medio de los cables, los servidores, hemos visto una ratita pequeñita, claro que nos hemos asustado y hemos puesto trampas y veneno, pero nadaaaaa. Ahora me dio ternura, quizás ella lo que quiera es aprender... roendo los cables, leyendo las comunicaciones, jajajajaja
no sé me diste a soñar y a ver a la ratita con mas ternura.
Besos Monique

momo dijo...

Hoy es uno de esos dias... bueno que a todos nos toca imagino.
Puedes creer que no he leido el libro? creo que me lo llevaré a la gira, un besito muy languido y melancólico.

martín dijo...

que lloren los hombres que le ponen precio a los libros a la hora de comprarlos
que rían los hombres porque la ficción existe, y porque los animales entran en ella para que nos comparemos, para que veamos sus dibujos desde lejos


saludos desde el invierno Monique

martín

MBI dijo...

---------------
....acompañando a los sueños escritos de la mente por vericuetos sin queso y poesías sin pan........
Estoy oyendo la lluvia y esperando la trampa.

Mr. TAS dijo...

hablas de cada libro con la pasión y con la ilusión necesarias para que me apetezca leer cada una de tus recomendaciones....

un saludo monique, nos vemos.

PIZARR dijo...

Con lo poquito que me gustan las ratas esta historia me ha enternecedo y me ha hecho mirarlas desde otro lado.

Y he recordado cuando mi hija se presento hace años en casa con una ratita feísima metida en la mochila... decía que estaba muy solo en un rincón de los baños del colegio... casi muero...

Pero ante todo me ha hecho pensar en tantas personas solas representadas en esa ratita, sin voz en la sociedad de la que forman parte, sin nadie con quien compartir sus vidas.

También en quienes como la ratita deboran libros, porque su des de conocimeitnos nunca es saciada.

Una vez más recorrer tus letras literarías me encanta. Ya ves Monique tu em llevas de la mano por este mundo que me apasiona de los libros y yo te llevo a recorrer mis caminos.

Un abrazo

Jurema dijo...

Hola Monique!
Me encantan las ilustraciones de la ratita, con sus ojos saltones y su carita de pena.
Firmin nos hace ver la vida desde otro punto de vista, desde el punto de vista de una rata desdichada...

Besos y feliz semana .

gasper dijo...

Monique, bellisima reseña. El personaje coquetea con las sombras y la sabiduría. La rata y la biblioteca como eternas metáforas. Existen las historias de ficción? No creo. Quizá lo interesante es perder el hilo de lo real. Llueve aquí y allá.
saludos!

Ricardo Tribin dijo...

Historia preciosa, mi muy querida Monique.

Mil gracias por tan bello relato.

Un abrazo inmenso

pelado1961 dijo...

Una fábula por cierto muy realista.
Cualquiera que se interese por los libros o la cultura en estos momentos, corre el riesgo de sentirse tan aislado como Fermin.

Me gusta la línea sobre Mickey y Stuart Little: al fin y al cabo deben ser los personajes más sobrevalorados del mundo ratonil.

Besos!!!

Giselle dijo...

Me puso un poco melancolica la ratita pobrecita!! A veces uno se siente asi como ratona de biblioteca, aww ya no dejara que mi gato mate ratones pobrecitos Tal vez quiere aprendeer. . asi como nosotros, un beso!

thoti dijo...

.. que nombre tan bonito para una rata..

.. besos, Monique..

Dédalus dijo...

¿Sabes, Monique? Me lo han recomendado ya tres o cuatro personas. Tengo en mente hacerme con él... y cada vez que me acerco a la librería me distraigo, me olvido de "Firmin" y salgo con alguna otra cosa bajo el brazo. ¿Qué tendré que hacer para acabar teniéndolo en mi mesilla?

Un abrazo, guapa.

✈ĘɭĭZ∂™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

Mi querida Monique tengo el escrito que me pediste, pero no en forma de guion, podrias revisarlo y darme tu punto de vista? escribeme un mail para saber a donde remitirtelo... besos mi niña!

Bohemia dijo...

Me recomendaron este libro hace algún tiempo, tras leerte voy a buscarlo...

Bss

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

grandioso, te aprecio mucho Monique, gracias y... me gusta tu espiritu! gracias gracias gracias!

... espero solo que ahora no tomes a mi para otro Firmin! Y luego para un Kafka, y luego para un Baudelaire y luego...
Swedenborg: curioso personaje, tengo toda mi vision acerca de las suyas. El intelecto nos lleva tan a hondo y tan altos ¡no se acabaria nunca de descubrir! Lo unico, por cierto, es que como quien mola lentes a veces se olvida para que sirven, se aficionan a fabricarlas. Grandiosos miramientos de la verdad (en si misma es ciegante, y es todo nuestro tema: saber, sentir y percebir.)

Te dire, para concluir con mis agradecimientos y apreciaciones, que nunca debemos olvidar la diferencia que existe entre fantasia y...
... y imaginacion :)

Comparto tus pasiones, espero tener siempre tu compañia, con un abrazo, yo por mi parte creo te aconsejaria Thomas De Quincey, Petronio, Huysman, Knut Hamsun

Yulep

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

yuppi! -es mi brusquedad

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

pero
esperando agrade que se acrecente la gama variada de entre todos, tomandome a distancia sobre mi piel los pelos del raton en cuestion, para elevarlo en su soledad, su pobre fealdad contra la suerte que yo tengo, no mas
quiero aqui decir, siempre por la simpatia, seguramente una sin mas fundo de una pieza de musica lirica en una lengua desconocida que nos entra, y ademas esperando aportar "algo"
que nosotros...
... nosotros, los "hallados" (hallamonos), ya en verdad no frecuentamos tanto a los libros, respetandolos porque son cosas y no lo son, cualsean, la del peor escritor me va bien, bebemos si literatura, mas solo para andar, chupitos, entre otras cosas que no son cosas... en la musica y en el silencio

Siempre se miran los carteles y señales que se encuentran en el camino, por como sirven, sin mas comprar ninguno, olvidando todos los titulos y nombres... Entonces blup! es multipista
º_0

etc.
Cordialmente (es dia)

Giselle dijo...

Querida monique. . Ya va mi segunda publicación! Y tú para cuando eh?

Verbo... dijo...

Que los grandes amores, se transforman en grandes odios.

Gran verdad, y se manifiestan con la misma profundidad.

Besos.

Dandy Golfo dijo...

Hermosa historia...
...y es que hay de ratas cultas en este mundo.

Antón Abad dijo...

Hay un lugar para Firmin en mi refugio (si promete no hacer lo que el resto de sus congéneres); libros no habrán de faltarle, ya que en un baúl he encontrado un montón de ellos. Tengo suerte, muchos son de mi querido Gabo, y anoche leí un cuento precioso: "El ahogado más hermoso del mundo". También podría ir a casa de mi amigo Ybris, que ha hecho una buena cosecha en la feria del libro de Madrid; pero las condiciones son las mismas que en mi campamento.
Había oído hablar de este libro en un programa muy interesante, creo que fue en: "El ojo crítico", un programa radial que le recomiendo (tiene podcasts); ponga rtve + ojocrítico en su buscador de internet y seguramente llegará a él.
PD: Shine puede venir también, pero para él hay otra condición: tiene que traer un ejemplar de :" La diosa blanca " de Robert Graves.
Besos Monique, y gracias por la recomendación.

vanto y vanchi dijo...

Yo te recomiendo uno:

"Los Elementos del Jazz" de Antonio Malpica.

¡Mágico! ¡virtuoso!

Literato dijo...

Sos impresionante. Me descuido un tiempo de vos y cuando vuelvo a tú casa te veo con semejante post y la exquisitez de tú crítica.

Querida Monique, ¡qué placer!

Te espero por mi casa cuando gustes. Yo seguiré pasando por acá, eso te lo prometo.

¿Ya te diste cuenta quién soy?, ¿sí, no? :) jajaja

Besos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Es como Ratatouille, pero más culto. Y cuando no se tiene voz, buscamos que otros lo hagan por nosotros. El final de la historia tiene un toque verniano, hay que decirlo.

Saludos afectuosos, de corazón.