viernes, febrero 10, 2012

LA HISTORIA DEL SILENCIO

Quizá el silencio sea sólo un ruido al que nos hemos habituado en soledad o en compañía: callar lo que no se quiere decir o aquello que duele.
"La historia del silencio" del catalán Pedro Zarraluki, trata de otro libro que no llegó a escribirse y también de todo aquello que ocultamos a las personas que más seguras están de conocernos.
En Barcelona, el protagonista(sin nombre) e Irene su compañera, deciden escribir un libro sobre el silencio. Abonado por el enmarañamiento de emociones, ruidos internos y externos de los protagonistas y personajes secundarios(tribu de amigos) son rebasados por sus propias experiencias; qué mejor laboratorio, que ellos mismos. La novela plasma la historia de lo que no se pudo lograr. A lo largo de 202 páginas, el silencio destila ausencia, lejanía, inquietud, oscuridad; aparece por donde miremos.
En la biblioteca, Irene, encontró que el primer hombre que fabricó silencio fue Robert Boyle. Lao Tse dice: el sonido más fuerte es el silencio. Apolonio de Tiana: se debía empezar por aprender que el silencio es también palabra.
En silencios propios y ajenos, la conveniencia de callar, enmascara lo que finalmente saltará a la vista: la infidelidad, palabra clave, generadora de silencio. "Almacené en algún lugar de la memoria una soledad que ya nunca me iba a abandonar. Descubrí la intensidad que podía llegar a tener el silencio, su espantosa capacidad para devorarlo todo".
Olga, amiga de ambos, para la cual sus amantes no tenían importancia, simplemente era el reflejo de la curiosidad que sentía por los hombres:"el silencio es un secreto, algo que es mejor no revelar para que alguien no sufra" a lo que Irene decía: " O algo que ese alguien prefiere no saber para no sufrir".
El protagonista cree que el silencio puede llegar a ser lo más importante en la vida de una persona, cada uno de nosotros se relaciona con sus propios silencios de la misma manera íntima, que se relaciona con sus propias manos:
- Nos pasamos la vida renunciando a cosas, especialmente aquellas cuya realización depende únicamente de nosotros.
- ¿Se puede pasar toda una vida esperando respuesta a una pregunta?
- ¿Qué resulta más irritante para nuestros nervios : el ruido o su carencia?
- La música es el ruido menos desagradable de todos.
- El silencio es la total carencia de ruido.
- Los silencios que no podemos perdonar o consentir, los que no podemos olvidar. El silencio sólo tiene interés si nos afecta de alguna manera, sea real o imaginario.
- Ausentarse es una forma de callar. Ausentarse para siempre es buscar el silencio definitivo.
- Cuando alguien te besa las manos -a diferencia de otros besos en apariencia más entregados- es que está dispuesto a hacer cualquier cosa por ti.

A medida que el compañero de Irene se arropaba en la infidelidad con la mejor amiga de ella(Silvia), el silencio era más denso, más profundo y el "malestar de judas" hacía un remolino de remordimientos: "Como todos los delincuentes, temía que ella fuera capaz de leer en mis pupilas la infidelidad. Esconder las miserias te hace doblemente miserable. Al llegar a casa siempre me duchaba, era necesario borrar las huellas: el olor de una amante es algo fresco y turbio, que como todo, se pudre al cabo de unas horas".
El protagonista, se había convertido en el mejor ejemplo para su experimento: ¿Qué silencio podía haber más sobrecogedor que la opaca privacidad de las personas, la siempre turbia mecánica de sus deseos, el miedo a intentar explicarse y acabar realizando una no deseada confesión? Pocas cosas hay mas detestables que engañar a los demás fingiendo una seguridad de la que se carece. Descubierto por Irene, quien también lo engaña con su mejor amigo(Francois, pareja de Silvia), cavan su propia tumba. Descubrirse infieles los debilitaba, apareciendo la diversidad de rostros que tiene el silencio: dolor, angustia, lágrimas, risa, desesperación, ausencia, opresión, fractura, huida, espera, perdón, reivindicación... "Pocas cosas podían afectarme tanto como oír de pronto lo que nunca había sonado". Más sonrió cuando una amiga le dice: A una mujer hay que enamorarla varias veces a lo largo de la vida.
Para concluir, bastan las últimas palabras de Hamlet antes de morir: lo demás es silencio...

Libro: La historia del silencio
Autor: Pedro Zarraluki
Editorial: Anagrama

8 comentarios:

Ligia dijo...

Una historia muy interesante. Abrazos

virgi dijo...

Querida Monique, nos presentas una reseña envidiable, ya sólo me queda leerlo. En cualquiera o muchos de esos silencios, me veo reflejada.
Puede ser el silencio necesario para reflexionar o para evadirte sin pensar, el silencio cómplice y su contrario, aquél que nos protege o el que nos acusa.
En realidad, creo que somos más seres de silencio que de ruidos. E, indudablemente, si hay ruidos hermosos, o son los de la naturaleza o son los de la música.
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

‘Y supe que quería hundirme con Irene en aquel pozo insondable, en aquel murmullo de voces enmudecidas para siempre, en aquel silencio que se demoraba inabarcable, tan intenso que se demoraban en él todas las ausencias, la angustia más poderosa y hasta la vida misma, tan bello y terrible que en su seno se dejaba de ser miserable y las traiciones lo eran de verdad, el amor se volvía sublime y la muerte acababa siendo algo muy grande que apartaba de su lado a las almas mediocres. Y todo ello gracias al enorme simulacro de la literatura, quizá la única actividad sincera de una especie acostumbra a los engaños'.

Enhorabuena por esta reseña. Me encantó. Busqué algunas citas del libro que tan bien describes. Sinceramente, dan ganas de leer esta tesis sobre el doloroso y a veces imprescindible silencio. Realmente,estoy de acuerdo contigo: el silencio es otra revelación, un extraño ruido, capaz de llegar a ser ensordecedor.

Una narración perfecta Monique.

un abrazo

Juan Hache dijo...

Sin lugar a dudas has despertado esa curiosidad al leer tu descripción. Definitivamente tendré que conseguirlo para darle lectura.

Saludos

alkerme dijo...

Parece éste, un silencio repleto de dolores pero me tienta...

Gracias, un beso Monique.

Jurema dijo...

Hola querida mia!

Impresionan estas palabras,llegan!

El silencio es un secreto, algo que es mejor no revelar para que alguien no sufra.

Un abrazazo.

Camino a Gaia dijo...

El silencio es la fuente de todas las palabras. Pero también el pozo que las hunde y las esconde.
Un saludo

LU dijo...

Me ha encantado esta reseña. Buscaré esas palabras de silencio. Gracias

Besos