martes, marzo 31, 2009

DIÁLOGO DE LIBROS (II parte)

A David (Shingen 并且 Hideko)

A mi espalda una voz deteriorada por el cigarrro repartía autógrafos. Ignacio Padilla, acaparaba miradas y aplausos…El olor a tinta nueva inyectaba todos los sentidos; la prisa por arribar a la Editorial Anagrama desesperó la espera de cazar sus garabatos. Cariñosamente leía a Jorge Herralde, Director de la editorial en su preciado homenaje al gran Roberto Bolaño, el chileno no sólo era su amigo querido, sino uno de los mejores nombres que Anagrama posee en su exquisito catálogo ¿cómo olvidar al autor de Los detectives salvajes y de 2666? Dice Herralde: ¿Cómo definir a Roberto Bolaño? Su radicalidad estética, ética y política, tan insobornable, un desesperado escribiendo para desesperados. Y la literatura por encima de todas las cosas, un explorador audaz, un buceador a pulmón libre, un trapecista sin red. Su muerte ha sido el mayor dolor en toda mi vida de editor”
Si de homenajes se trata, Fernando Savater, cristaliza el suyo al primer texto que escribió del argentino: Jorge Luis Borges: “Supe por primera vez de Borges a los quince años y no he dejado de leerlo al trasluz de muchas de las páginas que dejó": “ El Aleph, es si no me equivoco, el logro narrativo más perfecto y memorable de Borges. Ese cuento lo tiene todo, humor, sentimiento, metafísica, costumbrismo y el toque fantástico que maravilla pero también sobrecoge”(La ironía metafísica)
El camino largo, era corto, transitaba en la memoria que jamás olvida; siempre atenta y punzante del uruguayo, Eduardo Galeano. Sacudía mi fragilidad.  La tragedia de un continente, repleto de  verdades y sufrimientos entretejen su prosa:”Una noche, hace añares , en un cafetín del puerto montevideano, estuve hasta el amanecer tomando tragos con una puta amiga, y ella me contó: -¿sabés una cosa?- Yo a los hombres, en la cama, no los miro nunca a los ojos. Yo trabajo con los ojos cerrados. Porque si los miro me quedo ciega"
Su mirada tierna y envejecida, recordaba que había perdido a Dios: "Se había roto el espejo. Dios tenía los rasgos que yo le ponía y decía las palabras que yo esperaba. Mientras fui niño me puso a salvo de la duda y de la muerte. Había perdido a Dios y no me reconocía en los demás"(Días y noches de amor y de guerra)

De “La mano de la buena fortuna”, el serbio Goran Petrovic, me cuenta acerca de dónde estaría La Luna y dónde Venus si no hubiera nubes, si hay alguna semejanza entre una biblioteca y un jardín botánico, cómo se devuelve el brillo a los recuerdos, cómo se construye el futuro simple del verbo Ser sin ningún remordimiento.

Difunto vivo, recordado, entrañable, apreciado, tímido, aparece fantasmal en  Minería,  su faceta desconocida por muchos: Juan Rulfo, poeta: “He aquí el tiempo de lo decible: de aquí su patria. Las cosas que pueden vivirse, declinan y pasan más que nunca, pues las que las desplazan para sustituirlas son objetos sin alma –actos bajo cortezas que estallarán tan pronto como la acción que cubren los supere y tome un nuevo rumbo- Entre los martillos permanece nuestro corazón, como entre los dientes la lengua, que, sin embargo, y a pesar de todo, es la otorgadora de las alabanzas” (Tríptico para Juan Rulfo)

Entre cenizas como un viejo laberinto hundido en el mar resurge para siempre el poeta cubano José Lezama Lima:
“El descenso del amor consagrado
por un fervor nuevo, por un aceite de jugo
reciente como el agua de reciente caída,
así la uva destruye los paisajes morados.

Lo que ya viene de otra sangre tocada,
creciendo como las hojas errantes,
vuelve sobre lo carcomido con furias tempranas,
como el juramento atrae el vino irreverente.
(Muerte de Narciso)

Mientras más deseaba estar allí, la carga literaria vencía los pies y las manos, urgía salir y volver. Lapso en que alguien desconocido exclamó:  Monique, la ilusión es una criatura de la imaginación, una imagen que no necesariamente se corresponde con la realidad, una representación que engaña los sentidos. Una ilusión es también una esperanza, incierta y no necesariamente bien definida. Por ende, las ilusiones también pueden ser engaños, apariencias o artificios invisibles”, ten cuidado con ello. Jorge F. Hernández(Signos de admiración).

Diálogo extenso, constructor y agradable emanaba de escritores jamás pensados en un mismo recinto, engalanaron la XXX Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería en el Distrito Federal. Reseñar cada uno de ellos en estos  momentos, me faltarían letras y madrugadas, lo iré tejiendo poco a poco. La primavera encima alegra el sol resplandeciente de mi ciudad. La dotación es suficiente; no padeceré hambre en días calurosos, me acompaña un buen abanico de libros.  


Besos, Monique.



26 comentarios:

Adolfo Calatayu dijo...

Estos diálogos de libros concitan el asombro,la maravilla.
Chapeau querida Monique !!!
Esta vez llegué primero,que honor...
Un cariño enorme,hermanita del alma.

ANÓNIMO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

¡Cuántos libros! ¡Qué felicidad! Te sigo leyendo.
Besos

Shingen dijo...

Me encantaría saber dónde está la Luna y dónde se podría ver a Venus, aquí a penas hay nubes nunca... tendré que mirar con más profundidad al cielo.

Hay un hueco especial en mí para José Lezama, sus palabras siempre me hacen vibrar. Ese compatriota sabe donde está alojado el alma, en sus palabras nos da algunas pistas.

La ilusión es también el altar de la imaginación, las realidades fluyen... van y vienen, como la esperanza sin definir, siempre regresa a nosotros.

Como decía A. Camus: "Si el mundo fuese claro, el arte no existiría."

No me extraña que te costara salir de la Feria, yo estaría por ahí desde la apertura hasta el cierre... con ese abanico en la mano y el olvido del calor.

He disfrutado mucho de tu narración, la he leído desde esta mañana dos veces, es genial, como la anterior... y si hubiera una tercera, este alma lectora estará devorando tus letras.

Muchas gracias Monique, besos.

David

El Hippie Viejo dijo...

Querida Monique!

Es soberbia la manera que relatas!

Tus palabras se transforman en una especie de video-clip
donde las imágenes nos llevan de paseo acariciando a grandes de la literatura universal.

Yo te envidio Monique...y mucho!
Me gustaría escribir como vos!
...pero no puedo, snif, snif

De todas maneras...
TE APRECIO UN MONTÓN!!!

Te felicito por tu narrativa!!!

Deseo lo mejor para vos o para Tí,
como más te guste!


besos


Adal

brancalúa dijo...

Felicidades por esta segunda parte, al igual que la primera invitas en tu paseo narrativo a releer y a descubrir. Y en verdad que viene fantástico. Besos gallegos

dèbora hadaza dijo...

el abanico de libros, vaya si es buena compañoa.

besos

Petrusdom dijo...

Paso, te leo y me quedo con tus ganas de leer mucho más, mientras la vida no me canse.
Saludos cordiales

pelado1961 dijo...

Ah, Monique...veo que seguís empecinada en provocar mi envidia, contando cuánto disfrutaste el evento de la Feria de Libros.

(A estas alturas estoy de color verde, más o menos, jajajajajajaja).

Me alegra mucho que esa experiencia haya estado así de placentera: los libros son una ventana a otros mundos, ventana que cada vez es más despreciada por el común de la gente.
Pero ni tú ni yo pertenecemos al común de la gente, eso queda claro.

Besos!!!!!

momo dijo...

Mi querida Monique en ese maravilloso abanico, hay algunas miradas que reconozco, muchos titulos que están en mis estanterias,y unos enormes deseos de seguir ampliandolos y recorriendolos .
un beso mañanero desde el otro lado del charquito.

Alejandra dijo...

Mi querida Monique cuan gustoso es el ver tantos tesoros juntos =) afortunada de estar presente y ser.
Como afortunados nosotros de leerte y saber.
Besito

Antona dijo...

Si supiera escribir,no haria fotos

bssepoli

Miguel Rojas dijo...

Mi amiga y donde andabas !!!

Mr. TAS dijo...

estoy con el hippie viejo, viejo y loco amigo.

un saludo monique.

Jurema dijo...

Hola,!
Seguro que te llevaste las maletas llenas de felicidad y lectura!!

Envidia me da tu experiencia en este evento magnifico!

Besitos y flores querida Monique.

Vanto y Vanchi dijo...

¡Ya volví!

¡y con más bríos que nunca!

Besos, querida.

(Qué buena biblioteca)

La Dama Se Esconde dijo...

Siempre es un verdadero placer sentarse aquí y viajar por el mundo de las letras. Breves fragmentos, portadas de libros amigos y otros muchos por conocer, por disfrutar, por descubrir. Me apunto alguna cosilla para saciar mi voraz curiosidad.

Besos desde la lejanía, pero a tu lado.

ANÓNIMO dijo...

pero...

¡¡MI AMOR!!

no te preocupes, que mi pecho resiste lo que le lances!

jajaja

o...

¿ya no nos amamos?

jaja

Verbo... dijo...

Monique

hace dias que vengo pensando en Jorge Luis Borges, debo buscarlo con mas ahínco.

Besos ♥

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

hola Monique, intrigan tu blog, tus relatos, y tu nombre, tambien, encantado.
Yo personalmente creo que cada escritor se enamora de su destornillador.
Unos amaron escribir porque cuando eran niños le leian el reverso de las botellas...

un beso*

runner48 dijo...

Muy buena slección de títulos...bsss

Hideko dijo...

Thank you Monique ^_^

Kiss!!

goloviarte dijo...

te invito a participar con tu blog en mi blog directorio aquiestatublog.blogspot.com,te conocerán mejor,pasa por mi blog y deja el tullo en el libro de visitas,gracias
te pido escusas si consideras spam mi invitación

PIZARR dijo...

Yo juraría que hace días te comenté algo en esta entrada, pero no está.

Tan solo reitero lo dicho en la anterior entrada, que es un placer recorrer tus espacios, en este caso esos diálogos con autores y libros.

Un beso Monique

Víctor Hugo dijo...

bonito homenaje a los escritores y un deleite para los lectores!

un abrazooooooooooo
VH

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

A Roberto Bolaño lo siento ajeno pero no por desprecio a su monumental obra...sino que, precisamente, porque me siento pequeño ante sus creaciones y avergonzado por el hecho de que después de muerto se le reconozca en tantas partes.

Tampoco he leído a Borges más allá de párrafos seleccionados...es curioso lo que me pasa con grandes de la literatura latinoamericana; aunque en el caso de Jorge Luis, parece que su influencia se filtra por muchas paredes.

Al Gordo Galeano se le sigue llorando en el rectángulo verde...igual que a Fontanarrosa, que hace tan poco se nos fue. Saludos afectuosos, de corazón.