domingo, noviembre 23, 2008

El Guardián entre el centeno

Con cariño desbordado, recuerdo la cara de mi maestro de literatura en bachiller, nos había pedido reseñar “El guardián entre el centeno”. La simpleza de mi trabajo, dejó helado al tío: “Me quedé sin habla” quiero ser Holden Caulfield, versión niña. Qué divertida me di. Por segunda vez leo la magistral obra de Jerome David Salinger, pronto emigrará a manos de un tío adolescente.

Narrada en primera persona la novela de Salinger, presenta a Holden Caulfield, un adolescente neoyorquino de 17 años que “adolece” de todo. Internado en un colegio rico(Pencey) en Agerstown, Pennsylvania, su slogan reza: “Desde 1888 moldeamos muchachos transformándolos en hombres magníficos y de mente clara” a lo que Holden expulsa: ¡bobadas, puteadas, jo! “Cuanto más caro el colegio, más ladrones, en serio, todos los tíos son falsísimos, jamás he visto tantas malas personas juntas”

Holden, joven rebelde, deprimido siempre, en su camino a convertirse en adulto, sufre y rechaza esa etapa, teme ser “gente grande” porque teme entrar al mundo de la hipocresía, de la falsedad, de las imposturas, por ello se aferra al olor de la infancia, especialmente a su hermana pequeña Phoebe. Respeta la infancia porque sabe que los niños no mienten, que están repletos de verdades. Detesta el protocolo, la formalidad de llegar a ser adulto, de presentarse en sitios y actuar como tal. Expulsado por cuarta ocasión, ahora de Pencey, por pésimo rendimiento, decide adelantar su salida en el colegio, antes de llegar a casa, vaga sin rumbo: A dónde ir cuándo sabes que nadie te espera; dónde comer, si sabes que tus padres están de fiesta; dónde dormir si la cama es fría, sin planchar. Frecuenta caminos conocidos y desconocidos: burdeles, bares, parques, duerme en hoteles baratos, terminales de trenes. Situaciones que hacen más aterradora su adolescencia y sus temores a enfrentar el mundo adulto: codicia, sexualidad, desilusión, amargura…Sin embargo, Holden es honesto, no teme avergonzarse de sí mismo, de sus tonterías porque sabe que al expulsar su verdad, se purificará del mundo adulto… Su desorden existencial, lo lleva a confesarse, a tocar fondo, que se está convirtiendo en esas personas que más detesta: “Me paso el día entero diciendo que estoy encantado de haberlas conocido a personas que me importan un comino. Pero supongo que si uno quiere seguir viviendo, tiene que decir tonterías de ésas"

El Guardián en el centeno utiliza un lenguaje llano, sin flores metafóricas, refleja el lenguaje de los adolescentes:“Hijo de puta, puta madre, gilipollas, me quedé sin habla, me revienta esa palabra, mala leche, puñetero, tío, me caes peor que una patada en el culo”. Caulfield se considera una lector analfabeto: ”Soy una analfabeto total, pero leo mucho. Me vuelven loco esos libros que cuando acabas de leerlos piensas que ojalá el autor fuera amigo tuyo y pudieras llamarle por teléfono cuando quisieras”

El termómetro emocional de Holden marca:
-“Nadie. Estamos yo, sólo yo y nadie más que yo”
-“Casi siempre que alguien me hace un regalo acaba poniéndome triste”
-“Los mayores están asquerosos cuando duermen y tienen la boca abierta, pero los niños no, los niños están bien así, pueden tener la almohada llena de babas, pero están bien así”
“Maldito dinero siempre acaba amargándote la vida”
“Nunca me importa mucho perder nada, yo creo que nunca tengo nada que me importe mucho perder”
“¿Quién quiere flores cuando ya se ha muerto? Nadie”
Holden Caulfield en su búsqueda recurre a su antiguo maestro de lenguas, Antolini, necesita ser escuchado: “Lo que distingue al hombre inmaduro es que aspira morir noblemente por una causa, mientras que el hombre maduro aspira a vivir humildemente por ella” “No eres el primero a quien la conducta humana ha confundido, asustado y asqueado. Son mucho los hombres que han sufrido del mismo modo que tú ahora. Del mismo modo que alguien aprenderá algún día de ti si tienes algo que ofrecer. Se trata de un hermoso acuerdo de reciprocidad. No se trata de educación. Es historia. Es poesía.” El adolescente lo observa con cegada admiración, controlando el bostezo. Su ex maestro le preparó la cama en el sofá…Exhausto Holden se abandonó al sueño...Más tarde el Sr. Antoline sentado en el suelo junto al sofá, “estaba como acariciándome la cabeza, jo, pegue un salto como de trescientos metros”
Con todo su ruido interno y externo, Caulfield es ingenuo, noble e inolvidable…El capítulo 22, es realmente memorable. Holden a escondidas visita a su hermana, le expone que ha sido expulsado del colegio, la niña responde:
-Nunca te gusta nada de lo que pasa.
-Me gusta lo que pasa. Me gusta. Claro que sí. No digas eso. ¿Por qué demonios dices eso?
-Porque es verdad, No te gusta ningún colegio. No te gustan millones de cosas. No te gusta nada.
- Di una cosa que te guste.
- ¿Una cosa que me guste mucho, quieres decir?
- -Que te guste mucho, dime qué te gustaría ser, científico, abogado o algo así.
- ¿Sabes lo que me gustaría ser, si tuviera la puñetera oportunidad de elegir?
- ¿Qué? Y deja de decir palabrotas.
- Te acuerdas de esa canción que dice, “Si un cuerpo encuentra a otro cuerpo, cuando viene entre el centeno”
- Dijo Phoebe. Es un poema. Un poema de Robert Burns.
- Bueno, pues muchas veces me imagino que hay un montón de críos jugando a algo en un campo de centeno y todo eso. Son miles de críos y no hay nadie cerca, quiero decir que no hay nadie mayor, sólo yo. Estoy de pie, al borde un precipicio de locos. Y lo que tengo que hacer es agarrar a todo el que se acerque al precipicio, quiero decir si van corriendo sin mirar a dónde van, yo tengo que salir de donde esté y agarrarlos. Eso es lo que haría todo el tiempo. Sería el guardián entre el centeno y todo eso. Sé que es una locura, pero es lo único que de verdad me gustaría hacer. Sé que es una locura.
Su hermana Phoebe no dijo nada durante mucho tiempo. Luego, sólo exclamó:¡Papá va a matarte!
- Me importa un cuerno.

Escrita a 57 años de distancia(1951) El Guardián entre el centeno, plantea una problemática vigente; digna de leer y releer por todo joven y adulto…

LIBRO: EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO
AUTOR: J.D. SALINGER
EDITORIAL: ALIANZA EDITORIAL

34 comentarios:

MARISA dijo...

hola monique, me encanta el libro, tu resumen, tu copia-pega.. me encanta que levantes recuerdos de bachiller, me encantas en general

alkerme dijo...

Como siempre buena elección...

Un beso

Javier López Clemente dijo...

Esta es una de esas novelas que todo el mundo ha leído, menos yo, que todo el mundo pone muy bien, menos yo que aún no la he leído y que, en fin, me da un poco de miedo comenzar por el temor, seguramente absurdo, de que con tan buena prensa no voy a ser capaz de degustarla fetén.
Me la apunto, y ya es la número tropecientas ;-)

Salu2 Corneos.

Andrés 'Panda' Panes dijo...

Monique, me encantó lo que alcancé a leer de tu blog y te pediré algo. ¿Puedes recomendarme algún libro interesante sobre música? Creo que confío en tu criterio.

pelado1961 dijo...

Monique:

El libro que mencionaste es excepcionalmente bueno.
Al igual que "Demian" o "Bajo las ruedas" de Hesse, creo que son grandes candidatos a recomendar para los jóvenes.

Desgraciadamente, los jóvenes cada vez leen menos (al menos en mi país es así) y obtienen su visión del mundo casi exclusivamente a través de tres pantallas: celular, PC y TV.
Quizás haya mucha gente que saldrá ganando cuanto más inculta sea una generación, ¿no?

Besotes para tí!!

Vanto y Vanchi dijo...

Leí esta obra hace aproximadamente 6 o 7 años en su versión inglesa, y al final, fue como un querer huir y un no querer escuchar. El libro es espléndido, lleno de metáforas, de esos que a los chavos les gustan tanto, y tan sensata.....

Besos querida

blumun dijo...

Ese está entre mis favoritos, y mira que hace años que leo poco.
Pero El guardian es especial:)
Besos.

Ligia dijo...

Te devuelvo agradecida la visita y comentario en mi blog. Seguiré por aquí leyendo tus letras. Abrazos

Bohemia dijo...

lo leí hace unos añitos ya...
Lo que me sorprende de este libro es lo mucho que lo citan en las pelis...

BSS

Adolfo Calatayu dijo...

Siiiiii,lo leí,una auténtica obra maestra,no cabe la menor duda...concuerdo con los conceptos del amigo Pelado.
En otro orden de cosas ya te imaginás que la semana que viene subo tu post,te aviso no te preocupés.
muchos besos pibita queridísima !!!

La Gata Insomne dijo...

hola amiga
me encanta tu manera de reseñar, me quedo con las ganas de llerlo, siempre ha sido un libro pendiente

abrazo

Alejandra dijo...

No he leído el libro, pero me entrarón una curiosidad enorme. Siempre uno en el corazón trae a ese rebelde que quiere dejar de crecer y "madurar" y solo ser. Espero localizarlo pronto.

Beso enorme Monique, como siempre un placer leer tus reseñas.

Dédalus dijo...

Lo leí hace mil años y, sinceramente, creo que debería volver a hacerlo, porque en aquel momento no lo exprimí como se merecía.
En todo caso, querida Monique, te lo vuelvo0 a decir: Lo haces genial. Tendrías que dedicarte (también) a esto.

Besos.

la granota dijo...

Sí, está en mi lista (larga) de favoritos.

MORGANA dijo...

Qué recuerdos, es uno de mis primeros libros, sensacional, gracias mi querdia amiga.
Besitos y un abrazo sin espacio

thoti dijo...

.. gracias.. la verdad es que apetece leerlo por lo que cuentas en tu resumen.. "los mayores están asquerosos cuando duermen y tienen la boca abierta, pero los niños no, los niños están bien así.." me parece una verdad deliciosa como la de quien quiere flores cuando se ha muerto.. jeje..
.. un beso desde mis colinas, Monique..

La Dama Se Esconde dijo...

Todos deseamos conservar parte de ese niño que fuimos, de las ilusiones de la adolescencia. En el fondo nos pasamos la vida llenos de temor: a ser adulto, a envejecer...

A mi si me vuelve loca un libro, quisiera escribir como ese autor; quisiera ESCRIBIR. Es ese sueño que vive en mi cabeza y con el que fantaseo de vez en cuando...

Leí este libro hace muchos años a hora lo recuerdo gracias a tus palabras.

Besos

PIZARR dijo...

Pues no lo he le´çido Monique pero me ocurre como con la anterior entrada, que tu forma de contarlo me hace desear leerlo ya...

Pero ahora es imposible, porque estoy inmersa en la lectura de varios libros "obligados" para mis clases de literatura, pero me lo apunto para el verano.

Fué un placer descubrirte a través de Juanan

Un beso

Miguel dijo...

Uno de mis libros preferidos. Tambien quise ser como Holden o como Christopher Boone (El curioso incidente del perro a medianoche).

Saludos

Ana dijo...

"Lo que distingue al hombre inmaduro es que aspira morir noblemente por una causa, mientras que el hombre maduro aspira a vivir humildemente por ella"...Esta frase me ha dejado pensando, como imagino que le pasaría a Holden Caulfield antes de quedarse dormido.

Hace mucho tiempo que lo leí, pero me ha gustado mucho recordarlo.

Besos

Mr. TAS dijo...

sinceramente, supuso una decepción cuando la leí de más joven. quizás busacaba las claves de lo de lennon... quizás la debería volver a leer...

runner48 dijo...

Inquietante libro el que reseñas una visión lúgubre de la realidad, atormentado reflejo de una mente que sufre.
bsss

Sinvoz dijo...

Centrandome...en eso ando.

Te doy la gracias y te mando besos.

PD: Continuo adorando tu nombre

Señor Posmópolis dijo...

holden y un guardián, justo lo q necesito.

hemos vuelto.

posmópolis, santísima posmópolis.

Cofradia de la luna dijo...

Para Monique(Por imaginar)
Cuanta vida encierra un brindis, cuantas lagrimas caben en una botella, tu Monique lo debes saber, si el tiempo se midiera por brindis tu y yo ya hubiésemos vivido una eternidad, si la salud acompañara al brindis, las buena salud caería rendida a mis pies, tus labios rojos se palidecerían con mis besos, de puro placer se ausenta la tristeza, aun con besos en el espejo la soledad se muerde los labios de puros celos, las botellas vacías repletan el departamento, todas iguales pero haciendo cada noche diferente, el temblor de las doce me distrae, el sudor en la frente me recuerda lo poco que he dormido, el reflejo ausente en los espejos de metro, es lunes y las cosas no parten tan mal, mi musa duerme confiada en mi cama, el letargo de besos se ha vuelto un recuerdo y tu Monique que lees hoy.

Susana dijo...

lo leí hace tiempo, pero fijate que no supuso para mi una huella importante, pero lo mismo lo vuelvo a leer a ver q tal...besitos guapa

Adolfo Calatayu dijo...

Hoy subí tu post Pibita,estás en D.F?
besitos y cariños.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Hola MONIQUE!
Has hecho una reseña magistral del libro.
Me encanta llegar aquí
porque no me voy de la misma manera que cuando llegué!!!!

Te dejo mis saludos MONIQUE
y con ellos
los mejores deseos para vos!!!

besos


Adal

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Buen fin de semana MONIQUE!!!

EL SENSEI dijo...

Un boleto en mi mano, una sonrisa en mi rostro, y en mi boca esos muchos besos que almacené para Diciembre; El lunes por la tarde te marco. Solo espero ese día para terminar un "pendientito" antes de acordar contigo.

Te quiero mi hermana jarocha!

Ada dijo...

A pesar de pasar por tu lugar nunca dejé un comentario porque me resulta tan interesante tus entradas que no me parece necesario acotar nada más. Pero hoy, paso para contarte que te sigo desde el blog de Adolfo que hoy te presentó "formalmente". Saludos!

✈∂ZuL™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

Como siempre... tienes una buena elección para compartirnos... muchas gracias por todo Monique... de verdad gracias por tu apoyo y tu cariño!!!

fire dijo...

excelentes reseñas literarias que desconozco en su gran mayoria...
gracias por mostrarnoslas...
un saludo....
:-)

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Nada contra J. D. Salinger...pero quizás no sería tan conocido de no ser porque este libro era el que leía Mark David Chapman antes de matar a John Lennon.

Pencey recuerda mucho al colegio donde transcurre parte de la trama de Scent Of a Woman. Temeroso Holden...pero sincero, cuando menos, en cuanto a lo que tiene que enfrentar.

Saludos afectuosos, de corazón.