viernes, febrero 01, 2008

RAZONES

"Hemos escuchado tantas veces que lo último que se debe perder es la esperanza. Pero no: lo último que se debe perder es la dignidad" SARAMAGO


Me gusta Saramago porque su mirada no es colonial.
Agradezco su respeto de la consideración por el otro.
Aprecio su voz socrática de profesor antiguo: “La peor pornografía en el mundo es el hambre”.
Disfruto al portugués porque carece del hedonismo que en otros escritores occidentales se desborda.
Me apasiona su compromiso con el género humano; un estilo cerca del corazón, pero más me gusta al pensar el mundo más allá de los inmediato, en proyección, es decir, sus novelas están escritas porque el tema ocurre en el mundo, pensar en la razón sensible, que la que caracteriza o debe caracterizar al ser humano, que nos ha llevado a determinada situación, lo apreciamos en Ensayo sobre la ceguera, Ensayo sobre la lucidez, La caverna.

Desafiando a quienes piensan que es un carnet de presentación de otro tiempo "SOY UN COMUNISTA HORMONAL". Padezco de algo que se puede llamar el comunismo hormonal. Por ejemplo, las hormonas hacen que los hombres tengamos barba y las mujeres no, bien, imagínese que hay personas que nacen con ciertas hormonas que las dirigen hacia el comunismo y las pobres no tienen más remedio que ser así. Ahí tiene usted el motivo por el que sigo siendo comunista, por una hormona que me impone una obligación ética.
"Políticamente la derecha no tiene ideas y la izquierda no puede vivir sin ellas, ambas son campos en ruinas. Habitamos un mundo en donde no se discute la democracia porque se parte de que existe, y es pura falacia, falsedad en todo el mundo"

El libro guarda conversaciones realizadas por el periodista Jorge Halperín para el periódico Le Monde diplomatique. Su contenido destella agilidad, polémica y compromiso del Nóbel de Literatura, José Saramago.
Se confiesa: "Yo ciudadano ateo, no necesito a Dios para nada. No necesito nada. Sólo necesito mi propio sentido de responsabilidad. Lo que yo creo es mi ética de la responsabilidad".
Acompañado de su tercera esposa Pilar del Río, 30 años más joven que el Nóbel, las entrevistas se suceden en diversas estaciones. A lo cual exclamaría: uno no se casa con una mujer más joven para rejuvenecer.
El tiempo, la edad, no lo frenan, sabe, siente que es un escritor tardío. A sus 86 años trabaja diariamente 9 a 10 horas en la arquitectura de palabras.
"El momento más intenso de mi vida literaria coincide con mis 60 años. Yo publiqué mi primera obra importante, "Alzado del Suelo" a los 58 porque dejé de escribir veinte años, no tenía nada que decir"
Lo que más me interesa es lo que pasa en el mundo, lo que quiero es encajar lo que hago en él, que tenga algún sentido en el mundo que estamos viviendo, que no sea algo que está al margen.

Autodidacta, Saramago exige, implora, a las escuelas y universidades formen personas antes que ingenieros, publicistas, economistas, es decir, formar ciudadanos.
El portugués lamenta que la literatura esté hecha para una minoría. Tenemos sus excepciones, un pastor filósofo con sus ovejas leyendo La caverna en el monte, es lo más genial.
Sobre el pesimismo sustenta: A mí me encantan los pesimistas, porque hay motivos más que suficientes para ser pesimistas toda la vida, los pesimistas son los únicos que tienen motivos para querer cambiar el mundo, porque el mundo no está bien, por lo tanto quieren cambiarlo y mejorarlo. Los optimistas no. Ellos no hacen nada, están contentísimos.

...Y contra la iglesia: "No ha servido para nada, porque no podemos "amarnos los unos a los otros" es un proyecto imposible, en lugar debemos decir "Respetémonos" sería más útil que el amor. El amor va y viene. Y el respeto es frío, es una postura en la vida "Yo tengo que respetar al otro"...

Habitante de la Isla volcánica de Lanzarote, las conversaciones periodísticas relatan sus enojos con el mundo, su polémica con la iglesia católica, el tema israelí, cómo selecciona sus títulos y otros, que hacen a Saramago un hombre intenso en la literatura universal y en la conciencia humana.

36 comentarios:

Mr. TAS dijo...

hubo una polémica en su país cuando, no hace mucho y en reiteradas ocasiones, propuso la creación de Iberia, la unión de España y Portugal.
Algo que todavía mantiene y en su país es visto como una afrenta hacia la soberanía portuguesa.

un saludo

El lenguaraz dijo...

Veo que también coincidimos en este otro afecto, sospechosamente parecido a la admiración. A mí, lo de Iberia no me disgusta, es más creo en la Europa de la que muchos hablan y en la que casi nadie cree del todo, debido a unos colgajos atávicos que supongo (o mejor deseo), es cuestión de tiempo en que sedesprendan del todo, como hojas caducas del otoño intelectual de los pueblos.

Cecilia Gauna dijo...

queridisima Monique
gracias por brindar tanta verdad.
Muchas gracias tambien por subir la portada de mi disco.
un beso enorme
Cecilia

Adolfo Calatayu dijo...

"Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos."
José Saramago

Ehhh,querida hermana del alma: veo que te escribió "la Ceci",me parece muy bien che,es una mujer como vos,E X T R A O R D I N A R I A...
te digo que Saramago es uno de mis máximos ídolos,es total.
Un verdadero ejemplo de coherencia,lucidez y compromiso;muchas gracias por recordarlo.
Te dejaron en paz los mosquitos? jajajajajaja
muuuchos cariños

Adry dijo...

Monique... pero es que Saramago, es Saramago... es uno de esos tipos que llegan al mundo y dejan todo lo que tienen... y uno lo aprovecha y hasta se siente culpable de no poder hacer más... que el tipo es genial...

y que se te quiere...

besitos

Germán Ulrich dijo...

Monique:
Había llegado hasta aquí por las fotografías, pero este texto es lujoso, impresionante.

...imagínese que hay personas que nacen con ciertas hormonas que las dirigen hacia el comunismo y las pobres no tienen más remedio que ser así. Ahí tiene usted el motivo por el que sigo siendo comunista, por una hormona que me impone una obligación ética.

A esto le llamo yo conciencia y lucidez, entre decenas de otros adjetivos.
Pondré un link de tu blog en el mío.
Un beso.

blumun dijo...

A mi tambien me gusta Saramago, aunque discrepe de bastantes de sus opiniones. Lleva mucha razón con : " Lo último que debemos perder es la dignidad" . Pero que difícil es no perder trozos de ella, a lo largo del camino. Yo cambiaría la frase por : " No debemos perder la caridad", que significa amor, compasión, humildad y deseos de un mundo mejor para todos.
Feliz carnaval.

MORGANA dijo...

Es maravilloso, le admiro y respeto tanto¡¡¡¡, siento a portugal como un trocito de mi, me adentre con Pessoa, segui con las manos de Maria João Pires, y pude ver gracias a Saramago.
Coincido con todo lo que dice, y sobre todo, la Iglesia no ha servido para nada, bueno, yo diria, que para hacer daño, mucho, para crear un mundo lleno de temor,
bajo su palio se esconde la hipocresia, la maldad, el egoismo, la vanidad, no puedo con la iglesia.
Como siempre, mi querida amiga, un post lleno de sabiduria, gracias por tanto como nos das, gracias.
Besitos y feliz finde.

Warren Lee dijo...

¡Correctísimo Saramago! Si no hay dignidad, no puede haber esperanza. Jamás... ¡No somos nada, sin dignidad! No hay nada, sin ella, Amiga, nada que valga la pena, al menos, ante su ausencia.
Gracias por la recomendación. Tomo nota, y a buscar el libro se ha dicho.

Bueno, te cuento que vine principalmente a corroborar si al anotarte entre mis contactos, hice bien la conexión y... pues sí, llegué directo, sin escalas a tu blog. No contaba con esta otra publicación tuya. Me gusta, me gusta...
Aprecio tu visita... Yo estaré de vuelta.

Rossana dijo...

Siento que encontré un tesoro de la escritura y la profundidad al que voy a venir a aprender, porque veo conocimientos, capacidad de análisis y pasión. Siempre creí que el don de la escritura debía estar al servicio de una causa y que la belleza no debía casarse con la falta de ética. Saramago es un ejemplo a seguir. Gracias.

Jorge Arce dijo...

Me hace muy feliz Saramago y también me lleva a profundas reflexiones y confesiones. Gracias por las imagenes y las emociones que trazaste aquí con tus palabras. Eso también me alegró mucho.

Hace algunos meses estuvo en Bogotá y me quedó atravesada una frase, a propósito de lo que aquí sucede pero también de lo que sucede en cualquier lugar: "El primer paso es salir de la aparente apatía en que se encuentra. Moverse, conmoverse. El día que la tierra colombiana empiece a vomitar sus muertos, esto quizá pueda cambiar

Compulsiones dijo...

Compromiso, eso que muchos olvidan. El formato de conversación es algo que enriquece y retroalimenta si el entrevistador es brillante.

Lo compraré,

Pedro

MARISA dijo...

Genial que homenagees a Saramago, me encantó, decirte que yo la esperanza es lo primero que pierdo, me aburre bastante tener esperanza.. la dignidad es otra cosa, lo único que nunca voy a perder :)

Anónimo dijo...

un abbraccio affettuoso..
roberto

IMAGINA dijo...

Justamente estoy leyendo "Las intermitencias de la muerte".
Saramago es un escritor genail y un intelectual de esos que ya no existen.
Voy a tratar de conseguir este libro porque todas las frases que acuñas me recuerdan a mi padre...jajaja.
Un beso,

wílliam venegas segura dijo...

Monique, Mónica, gracias por lo que nos dejas en tu blog sobre Saramago. Me voy a permitir recomendar que te visiten desde mi blog. Saramago es un genio, es hombre bueno, ese gene que él llama de comunista, es de hombre bueno.

¡AH! A tu inquietud en mi blog: sí yo veo todas las películas, es mi trabajo, para eso me paga el principal periódico de Costa Rica, incluso de Centroamérica, La Nación. Debo escribir casi todos los días en dicho periódico y de ahí jalo para mi blog, aunque también la Nación me tiene un sitio web en nacion.com

Amor dijo...

el respeto da la medida exacta del amor en libertad

:)

amor

Antonio Chamu dijo...

Pasando a saludar, por insitencia del buen Willian Venegas.
Interesante comentario...

Julia Ardón dijo...

Un abuelo imprescindible. El otro ha sido Niemeyer.

Petrusdom dijo...

Leí su Evangelio hace unos años y me di cuenta que había más gente que veia la vida y la historia con los mismos ojos. Es todo un gran poeta.

Saludos cordiales

Guerreros de Luz. dijo...

Amiga:
Confieso que no lo he leido a Saramago , pero tengo intención de hacerlo , me deja pensando su frase de "no necesito a Dios para nada". Es de una gran profundidad , yo me pregunto ¿Dios cree en Dios? .

Tus post siguen siendo como la pluma imaginaria de un pavo real acariciando suavemente nuestra aura.

Bicos (besos en Galego).

Guillermo.

Cornucopia para anonimarme dijo...

Vengo a leer este sitio sobre/de Saramago por recomendación de william venegas. Me alegro de haber venido, me alegro que tu sensiblidad lo haya puesto en tu blog. Gracias.

Maria dijo...

La selección que has hecho de pensamientos de Saramago es estupenda. Me encanta la del pesismista especialmente, es el toque Saramaguiano al límite. Excelente post Monique.

Tomás Goic dijo...

Cuanta verdad hay en cada palabra de Saramago, concuerdo con �l en casi todo, en especial sobre lo que dice de la democracia, es algo que en la realidad nunca hemos vivido, es solo una utop�a y como tal es inalcanzable.

Saludos de mi parte y te mando un gran abrazo, como me alegro de a ver encontrado este rinconcito con el cual me siento identificado.

Kacho dijo...

Me adhiero y subscribo todos los elogios hacia el maestro luso. Qué menos a cambio de tantas horas de placer y tantos momentos de reflexión incitada.

Y no puedo irme sin expresar la admiración que empiezo a profesar por la autora de este paraíso. Sus palabras son sirenas, seductoras hechiceras que ejercen un irresistible magnetismo, un imán clarividente que llena el espacio de poesía, que dota de embriagadora música el pensamiento cotidiano. Y otro día hablaremos del compromiso.

Gracias, Monique, por haber aparecido. Tantas conciencias no pueden estar equivocadas.

Danilo Mora dijo...

Hola, paso a conocer y de verdad que me ha gustado tu blog.

Es de esa clase de blogs a los que obligatoriamente tienes que volver!

Un gran saludo desde mi pequeña pero hermosa Costa Rica.

markin dijo...

Un modo de pensar, respetable por cierto. Amparado en sus vivencias y punto de vista asumidos.

Eso se resalta en cuelquier ser, que asuman su postura, lo practiquen y difundan.

Aunque suenen feas algunas ideas, o suenen dulces... siempre hay alguien queriendo seguir caminos, alguien que se identifique con nuestro modo de pensar.

Bien por Saramago.

Chau.

Víctor Hugo dijo...

Confieso que no he leído a Saramago... pero lo tengo pendiente

saludosssssssssssssssss

Sinvoz dijo...

Siempre es un gusto leerte, pero con esta entrada es placer es doble


Espero que estes bien, Monique

mar dijo...

Me gusta saramago..interesante post.
Un besito y una estrella.
Mar

chuliMa dijo...

Coincido contigo en la intensidad de Saramago. ¿será que no le gusta a alguien?

Por cierto soy la visitante numero 7777 de tu perfil..

Besos

Luz de Luna dijo...

Aqui de nuevo, mandandote un abrazo grande, oye pero quiero confesarte q no logro entender tus escritos, entro pq de verdad me agrada leerte, la forma en como expresas todo, pero a pesar de que leo y leo, no puedo entenderlo.
Pero de todas formas aqui estare de visita.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que interesante este post, no sabía tanto de este escritor, lo que si me llama mucho la atención es el comentario de lo hormonal hacia el comunismo, pero yo le preguntaría, ¿quien sería el que programo esas hormonas con esa información? sería Dios, pues yo creo que si, pero al final es uno quien decide en que creer y no creer, ese es el detalle.

Muy bueno
Saludos

∂ZuL™ dijo...

Siempre encuentras algo interesante que compartirnos ;)

Jesus Dominguez dijo...

Saramago es único, sin duda.

Un saludo

Jesús

divan dijo...

De Saramago como del cerdo se aprovecha todo. Un gran tipo