jueves, febrero 07, 2008

EL PRIMER HOMBRE

Era una noche otoñal de 1913. Un aire de ausencia y dulce distracción bañaba el rostro sudoroso de Catherine, a punto de parir a Jacques en Argelia; un niño que diez meses después quedaba huérfano de padre(Henri Cormery)
Un salto de años en donde la sucesión misma de tiempo estalla, deja atrás al infante…
Un hombre de cuarenta años baja del tren en Saint Brieuc, Francia. Visitar la tumba de su padre muerto en la guerra(1914) Veintinueve años de edad tenía el hombre enterrado bajo esa lápida, era más joven que el hijo...
La ola de ternura y compasión que de golpe le colmó el corazón a Jacques Cormery no era el movimiento del ánimo que lleva al hijo a recordar al padre desaparecido, sino la piedad conmovida que un hombre formado siente ante el padre injustamente asesinado, algo había ahí que escapaba al orden natural y a la locura, el hijo era más viejo que el padre.
  El PRIMER HOMBRE es el padre ausente...Porque él mismo creía estar vivo, se había hecho él solo, conocía sus fuerzas, su energía, frente a la vida y era dueño de sí. Pero en el extraño vértigo de ese momento, la estatua que todo hombre termina por erigir y endurecer al fuego de los años para vaciarse en ella y esperar el desmoramiento final, se derrumbaba. El viajero no era más que ese corazón angustiado, ávido de vivir, en rebeldía contra el orden mortal del mundo, que lo había acompañado durante cuarenta años. Estamos ante el VERDADERO PRIMER HOMBRE; el hijo.
"Hay en mí un vacío atroz, una indiferencia que me hace daño....he intentado descubrir yo mismo, desde el comienzo, de pequeño, lo que estaba bien y lo que estaba mal, ya que nadie a mi alrededor podía decírmelo. Y ahora reconozco que todo me abandona, que necesito que alguien me señale el camino y me repruebe y me elogie, no en virtud de su poder, sino de su autoridad, necesito a mi padre. Yo creía saberlo, ser dueño de mí, todavía no lo sé"
Fragmento del último libro de Albert Camus: EL PRIMER HOMBRE. De una nostalgia a prueba de lágrimas. El argelino-francés; director de conciencias, rebelde ideológico, nos lleva a sus intimidades más verdadera: la desolación, el cuestionamiento, la ausencia involuntaria del padre, enfrentamiento del yo, la infancia desgarradora...Una joya autobiográfica de aquel extranjero más existancialista que ninguno...
Manuscrito rescatado por su hija Catherine y publicado en 1994; treinta y cuatro años después de su muerte. Viajaba en su auto aquel fatídico día del accidente(1960).
Originario de una familia analfabeta, un padre muerto y una madre desdichada que, a fuerza de estar privada de esperanza, había perdido todo resentimiento, una vida ignorante, obstinada, resignada a todos los sufrimientos, tanto los suyos como los de otros. En ese ambiente Jacques se construye así mismo, un hombre que nada posee y quiere el mundo entero. "Un hombre pobre, en fin. Pues la pobreza no se elige, pero puede conservarse"

"La memoria de los pobres está menos alimentada que la de los ricos, tiene menos puntos de referencia en el espacio, puesto que rara vez dejan el lugar donde viven, y también menos puntos de referencia en el tiempo de una vida uniforme y gris, Tienen, claro está la memoria del corazón, que es la más segura, dicen, pero el corazón se gasta con la pena y el trabajo, olvida más rápido bajo el peso de la fatiga. El tiempo perdido sólo lo recuperan los ricos, para los pobres el tiempo sólo marca los vagos rastros del camino de la muerte y para poder soportar, no hay que recordar demasiado"

La novela baja al infierno y a las profundidades secretas del alma humana, lo indigno, lo sublime, lo espiritual, lo negativo.
En un perseguir, Jacques necesita saber quién había sido ese hombre desconocido que le parecía ahora más cercano que ningún otro ser en el mundo:"Hay seres que justifican el mundo, que ayudan a vivir con su sola presencia" . Será el hilo conductor de la novela.

Se reconoce ante su querido profesor del Liceo:"Quiero o venero a pocas personas. Por todo lo demás me averguenzo de mi indiferencia. Pero en cuanto a las personas que quiero, nada, ni yo mismo, ni siquiera ellas, harán jamás que deje de quererlas, son cosas que he tardado en aprender; ahora lo sé"

La mirada de su madre; sorda y con dificultades en el habla, se había detenido en él con tal expresión que el niño retrocedió, vaciló y salió huyendo: "Me quiere, entonces me quiere" se iba diciendo en las escaleras, que había deseado con todas sus fuerzas que ella lo quisiera, y que siempre lo había dudado.

Cada palabra coloca de manifiesto la necesidad de sentirse hijo, amado. Jacques Cormery apela a esa infancia de la que nunca se había curado, a ese secreto de luz, de cálida pobreza que lo había ayudado a vivir y a vencerlo todo en la vida real, menos sin rebeldía su prematura muerte...

36 comentarios:

Meli dijo...

Hola Monique! Primero que todo deseo disculparme por escribirte aquí sin haber leído tu post, pero quería decirte que hace unos días una pregunta tuya sobre un post en mi blog me inspiró a escribir otro.
Luego pasaré por aquí, ahora voy saliendo de casa. Proximamente escribiré sobre mis impresiones de la Marcha en Bogotá.
Saludos!

Adolfo Calatayu dijo...

Ahhhh éste es el libro que estabas leyendo? No lo leí,pero con semejante crítica corro a leerlo; por supuesto otra cosas de él sí,los clásicos: el extranjero,el mito de Sísifo,la peste y la caída.
Sabías que era un fanático del fútbol? una vez escribió "Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol."
Suena un poco exagerado,no crees? pero bueno,así era él,apasionado en todo,como usted joven,jajaja
muchos muchos cariños

De cenizas dijo...

"No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio"
(Dos primeras líneas de "El mito se Sísifo")

Recuerdo el mazazo cuando lo leí a mis 17 años.


besos

Víctor Hugo dijo...

Bueno... después de leerte creo que tendré que leer el librode Camus

saludos
El Hombre Imaginario

Petrusdom dijo...

A mi edad he llegado a la fase de la relectura, después de leerte me has dado fuerza paraa coger del brazo al amigo Albert cuando deje a Maupassant.

Isis dijo...

gracias x vigilar mi blog... sigo de viaje, pero el suyo es siempre un placer
besos!

Ismael dijo...

También de "El mito de Sísifo" posiblemente mi cita favorita de todos los tiempos: "Il est vain de pleurer sur l'esprit, il suffit de travailler pour lui".

"Es vano llorar por el espíritu, basta con trabajar para él."

"El primer hombre" es un libro bellísimo. Todos los de Camus lo son.

Olvido dijo...

Hola Monique que placer nuevamente llegar a tu altar y encontrar tan buena lectura... Camus.
El Primer HOmbre: alguien que crece sin un padre con una madre medio sordomuda, física e intelectualmente, en un país que lo trata como extranjero, que se construye a si mismo, que derrota la pobreza y sus límites, que tiene que construir una moral y una ética, una patria, un modo de tratar con las mujeres tiene todo el derecho de auto definirse como el “Primer Hombre”.
Un abrazo Monique!!
Beso
Olvido

Lúzbel Guerrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lúzbel Guerrero dijo...

¡PLÍÑ! un diez en lo de la sobrina.

Su tío me ha gustado desde el maravilloso día en que leí: "El extranjero", y encuentro en estos breves fragmentos, trazas de aguel embrujo que me produjo este hombre profundo y a la vez casi insondable.
Gracias Monique.

Mr. TAS dijo...

es una auténtica delicia como diseccionas una novela. con que claridad muestras su esencia.
monique, un afectuoso saludo.

blumun dijo...

No conocía esta novela de Camus. El extrangero y la peste si los he leído. Me gusta más el extrangero.
Un abrazo.

Dédalus dijo...

Cada vez que me he ido acercando a tu página, me acordaba de él. Que compartáis vuestro apellido, tiene su gracia y su aquél. Camus fue importante en mis años adolescentes. De hecho, la primera obrita (por su tamaño) seria que leí en frances fue, precisamente, L'étranger. Antes había leído El Principito y luego cayeron otros libros suyos, pero ya en castellano.
Me pareció sublime aquel comienzo: "Aujourd'hui maman est morte"...

Besos, Monique. Como siempre nos ilustras un poquito más y nos incitas a conocer. eso es estupendo.

boris dijo...

Monique, te doy las gracias por tus palabras, de verdad, cuenta conmigo
un abrazo

∂ZuL™ dijo...

Sabes seleccionar, sacas lo mejor de cada post y nos dices que extracto de todo lo que quieres decir es lo mas intenso, Camus me suena, no se donde lo he oído o leído, pero tengo vago su recuerdo...

azzura dijo...

Tomo nota; me apetece mucho leer este libro, cuando termine Un punto azul pálido.. que me está enganchando
Un abrazo Monique, buen fin de semana

Fernando S. dijo...

besos Monique...muchos.

Germán Ulrich dijo...

Bueno Monique, has dado pistas concretas que llevan a buscar ese libro. Gracias, saludos!

MARISA dijo...

Buenas.... muchas gracias ante todo por presentarnos libros interesantes, a mí personalamente me ayudas ante la indecisión de lo leo o no lo leo?besitos

Kacho dijo...

"Hoy a muerto mamá. O fue ayer. No lo sé"

¿Cómo dejar de leer?

No sé si llevo una diana dibujada sobre el pecho y tus flechas van directas al corazón. Camus fue de los primeros escritores cuyas obras me abandonaban en la más desconcertante inquietud. Rescatas autores que han marcado la vida de muchos lectores. Tus reflexiones hacen renacer todas esas sensaciones.

Un beso, Monique. Y gracias. Siempre.

Chechu dijo...

Se agradece enormemente tus recomendaciones litararias. Gracias un saludo

wílliam venegas segura dijo...

Definitavemte. Mo: su blog es un lugar de placidez espiritual y de cultivo intelectual. Gracias.

wílliam venegas segura dijo...

MO: si algún día vienes a Costa Rica, solo piensa en el transporte.

Karol dijo...

Gracias por tus comentarios y por permitirme conocer sobre Albert Camus, me gusta esa frase: El viajero no era mas que ese corazon angustiado, avido de vivir, en rebeldia contra el orden mortal del mundo,
Siempre es un placer pasearme por aqui, besos y saludos monique :)

IRIS dijo...

Increiblemente buena tu recomendación, si es que da gusto, con solo visitarte ya sabe una que leer!!
Un abrazo muy grande linda!! :)

susana dijo...

gracias por enseñarme cada dia algo nuevo niña...te mando un abrazo fuerte fuerte, su

IMAGINA dijo...

Desconocía este pasaje en la vida de Camus. A veces es interesante reflexionar sobre qué cosas condicionan a los grandes hombres.
¿Cómo pudo un hombre como Albert Camus tener una aportación intelectual tan importante habiendo tenido al mismo tiempo tantas carencias?
Gracias conciencia. Aquí siempre vibra la nuestra.

markin dijo...

A quién no le queda la gana de pegar la vuelta cuando nos cruzamos con motivaciones. Este escrito lo es.

Cuantos nos preguntamos qué somos y qué modelos seguimos, y cuando de nuestro padre tenemos. Y muchas veces ese see, se hace desconocido.

chau,

Vere dijo...

Increible como una serie de sucesos que se conjugan, nos pueden marcar para el resto de nuestras vidas... Muchas veces me pregunté (supongo que más de alguien ha hecho lo mismo), que hubiera sido distinto si mi padre no hubiera muerto cuando yo tenía 11 años... y claro....me entra la duda si me hago ese cuestionamiento ahora, si mo hijo existiría... y termino no queriendo imaginar nada más... por que es duro decir NO!!, quiero que el pasado sea el que fue, sin que cambie nada!!... pues estaría diciendo "está bien que mi padre se haya muerto"... cuando lo que en verdad quiero decir "no quiero pensar que nunca tuve a mi hijo"... Uff... es una lesera... No se si se entiende!!!... es lo que me sale de adentro.

(siento ser tan autorreferente, en cuanto a sentimientos se trata... no lo puedo evitar).

Gracias...
me encanta este blog... :)
Un Abrazo afectuoso para ti.

VERE

Rossana dijo...

Gracias, Monique, aquí aprendo. Y reflexiono, por eso el nombre "conciencia personal" está tan bien puesto

CUCHHHI dijo...

un gran blog...enhorabuena!
besos...

Warren Lee dijo...

Muy sabrosa tu reseña y... bueno, dos visitas mías y... dos libros nuevos en mi lista... en mi lista de pendientes de leer.
Cálido saludo te dejo, Amiga Monique.

Em dijo...

Hola Monique amiga...

Uff!! esta preciosa narración tuya describiéndonos al libro, me hace pensar en correr a la librería.

Como siempre, impecable lo que escribes y cautivándonos.

Te dejo un beso grande y que tu semana sea linda.

P.D. Gracias por estar al pendiente.

Compulsiones dijo...

Eres fiel pequeña conciencia personal. Me alegro, la constancia de una gota es mayor que la fuerza de una ola.

Pedro

Oso conocido dijo...

""La memoria de los pobres está menos alimentada que la de los ricos, tiene menos puntos de referencia en el espacio, puesto que rara vez dejan el lugar donde viven, y también menos puntos de referencia en el tiempo de una vida uniforme y gris, Tienen, claro está la memoria del corazón, que es la más segura, dicen, pero el corazón se gasta con la pena y el trabajo, olvida más rápido bajo el peso de la fatiga. El tiempo perdido sólo lo recuperan los ricos, para los pobres el tiempo sólo marca los vagos rastros del camino de la muerte y para poder soportar, no hay que recordar demasiado""
Genial!!!
Gracias Monique por acercarnos
gran literatura.

Recibe mis saludos!

Oso

Warren Lee dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.