miércoles, enero 23, 2008

CORAZONES DESNUTRIDOS

La comida se atraganta, leer noticias de tal magnitud atornillan la conciencia y sacuden el alma. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia dispara sus cifras: anualmente mueren casi 9.7 millones de infantes antes de cumplir los cinco años, por enfermedades que podrían ser prevenidas con medidas sencillas, lo que significa que más de 26 mil niños fallecen cada día de neumonía, malaria, fiebre, diarrea. Y cuatro millones pierden la vida en el primer mes de nacidos.
El reporte es aterrador: África, el sur de Asia y Medio Oriente no están en el camino de cumplir el objetivo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de reducir en dos tercios la mortalidad infantil entre 1990 y 2015, a menos de 5 millones de decesos por año.
El África subsahariana se ha llevado lo peor desde 1990 y en la actualidad supone 49% de las muertes de menores de cinco años en todo el mundo, pero sólo 22% de los nacimientos. Un niño nacido en esta región empobrecida enfrenta una posibilidad entre seis de morir antes de los cinco años.

Los niños en los países subdesarrollados a menudo sucumben a infecciones respiratorias o intestinales. Muchos mueren también de sarampión y otras enfermedades que se pueden impedir con vacunas. El agua no potable y la falta de higiene también  ocasionan enfermedad y muerte, especialmente entre los desnutridos, pero según el Unicef, medidas básicas, como la lactancia materna, las vacunas y las mosquiteras reducirían significativamente el número de decesos.

Estamos ante un gran desafío: IMPULSAR LA ESPERANZA DE VIDA INFANTIL.
El primer paso: aplastar la indiferencia, el egoísmo, impulsar acciones verdaderas desde nuestras diversas trincheras. Una plática en el comunitario sobre higiene a los padres de esos niños, la prestación de un servicio social en nuestros tiempos libres, tal vez  sea una pequeña contribución que aporte al que lo necesita. ALBERTO EINSTEIN, lo expresó: "La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa".

13 comentarios:

Adolfo Calatayu dijo...

Querida Monique: me da la impresión que cualquier cosa que escribamos sobre el tema es frívolo,banal,y siento una verguenza infinita de vivir en un mundo así,porque todo y todos estamos unidos,conectados,simbiotizados de tal manera que aunque no nos demos cuenta,no queramos enterarnos o fingamos indiferencia,la falta de comida de un chico de Sierra leona,la alteración de un curso de agua,la tala de una araucaria nos reduce,nos lastima y humilla,nos convierte en "menos humanos".
Quisiera decir también,ya que siento que,de algún modo este espacio es mío (así como mi blog es tuyo,podés publicar lo que te venga en gana SIEMPRE),que en este momento Cuba tiene el porcentaje más reducido de mortalidad infantil entre los países en desarrollo,lo cual significa para los tontos que algo bien están haciendo no?
Muchos cariños,querida piba,hermana del alma...

Conciencia Personal dijo...

Querido Che:

Cuba se salva en su índice de mortalidad infantil al igual que en analfabetismo...pero la mayoría de nuestros países de América Latina no; México es un ejemplo de ello....en el medio rural y urbano la muerte acecha como una verguenza eterna, dolorosa, infame...

Un beso en tu corazón no desnutrido.

Monique,

Compulsiones dijo...

Sólo hay una solución: cambir el mundo desde la fe en el poder de acción individual. Sensibilización continua y activismo, imperativo categórico, viajar, leer ver, compremnder, empatizar...

Pedro

boris dijo...

hola, lo que cuentas, las cifras solo confirman que el gasto en armamento es una inmoralidad mientras existan niños que mueran
un abrazo con esperanza

∂ZuL™ dijo...

Es increible como estas cosas pasan y no hay alguien que tome conciencia de la vida de esos seres humanos, es deprimente ver que mientras esa gente muere dia a dia, otros mientras duermen se hacen mas ricos, que ironia no?

la granota dijo...

Uf!! Sin palabras.

Mr. TAS dijo...

¿cuantísimos millones de historias de máxima desesperación se estan sufriendo en estos momentos?
da vértigo el pensarlo...

Adry dijo...

Es terrible lo que contás... es terrible además que tanta ayuda no sea suficiente... ¿pero se divisa un rayito no? ¿o soy yo? ¿es como un corazón latiendo con fuerza y diciendo NO LO TOLERO? mira, pero si somos varios... y a punta de latidos dejamos nuestro granito de arena... se te quiere!!!!

Tomás Goic dijo...

Conciencia es lo que se necesita para apaliar este mal, lastimosamente es lo que menos existe entre la gente con poder, ejemplo claro es la avaricia y el despotismo con el que se actúa por parte de mister Bush, ¿Cuanto cuesta mantener un soldado gringo en Irak y Afganistán? ¿Cuanto cuesta una de esa bombas “inteligentes”? ¿Cuanto cuesta mantener esa farsa de la guerra contra el terrorismo? El verdadero terrorismo es lo que se evidencia en las cifras que tu expones en tu artículo, y la verdadera guerra es la que se debe de luchar por evitar más muertos por cosas que resultan absurdas para nosotros como lo puede ser un simple resfrío.

La conciencia es algo que muchos la tienen enterrada, pero no por eso debemos de enterrar a un niño por desnutrición.

Saludos de mi parte, y muy buen artículo, te invito a visitar mi blog “La Conciencia no se Vende” espero sea de tu agrado.

Meli dijo...

Lo que dijo Einstein es real, es la indiferencia y la falta de compromiso lo que aturde y enajena el corazón; volviéndolo de piedra.
Yo en mi vida he tomado ya decisiones grandes con respecto a entregar lo que sé, lo que siento, para ayudar a otros, sea en mi trabajo o en tiempos libres; y cada vez que alguien se queja de lo mal que está el mundo, me pregunto ¿pero porqué simplemente no hace algo?
No sirve de nada manejar una máscara de izquierdista acomodado (como lo hacen tantos europeos viajeros del mundo), hay que bajarse de ahí, y comprometerse en el campo que uno conoce, a aportar su grano de arena con constancia y perseverancia. Estoy de acuerdo contigo!

IRIS dijo...

NO podemos permanecer inmóviles ante esto, debemos luchar y hacer todo lo posible para que esto no pase, parece mentira que en pleno siglo XXI suceda esto!
UN abrazo muy grande linda!

EL SENSEI dijo...

despues te platico con calmita de un proyecto que tiene que ver con esto.

Un abrazo largo!!

Olvido dijo...

Esta realidad me mata, y lloro porque es tan cruel la vida, el destino de estos niños que culpa tienen ellos, porque Dios permite tanto dolor...
Sin palabras me retiro en silencio, porque no puedo escribir nada mas, tengo un nudo en la garganta...
Luego vuelvo a seguir leyendote Monique!!!
Te abrazo
Olvido