viernes, noviembre 23, 2007

EL TELÓN

A Adolfo Calatayu


¿Qué es en fin de cuentas la necedad? ¿A dónde está el espejo, a dónde ir a buscar nuestro rostro? La sensación de belleza ¿es, pues, cerebral, está condicionada por el conocimiento de una fecha? ¿no es espontánea, dictada por nuestra sensibilidad? ¿No es precisamente la insignificancia uno de nuestros grandes problemas? ¿Cómo contar los acontecimientos pasados y restituirles el tiempo presente que han perdido? ¿Cuánta gente se acostumbra a vivir en una trampa? ¿Y si lo trágico nos hubiera abandonado? ¿Qué es un novelista?...

Un interrogatorio sediento o justificar su quehacer cómo novelista, o más allá; un trozo de comprensión, de abrazarnos universalmente en la conciencia de la continuidad; en llegar al alma de las cosas; en saborear la estética y la existencia; en no perder la objetividad en el telón rasgado y conocer lo qué significa históricamente la novela, la memoria, el olvido, o entender la Europa de los países pequeños(la cual compara con América Latina) con la irreparable desigualdad ante las grandes naciones, nos pide urgentemente el Checoslovaco Milan Kundera, en la obra presente: EL TELÓN.
El escritor sostiene en uno de sus siete ensayos: "Sólo el gran arte de la novela es capaz de desgarrar por un instante el telón de prejuicios y preinterpretaciones con que desciframos no únicamente nuestra vida sino la historia entera de la humanidad. Más aún: tal vez la novela sea el último observatorio que nos permita abrazar la existencia humana en su conjunto y lanzar una mirada al alma de las cosas".
Transitando por Fielding, quien propone un objetivo exigente, serio a la novela; "la naturaleza humana", elevando a ésta al rango de una reflexión sobre el hombre como tal. Un género que abarca la belleza de los sentimiento modestos, ejemplificando Milan Kundera, la amistad impregnada de familiaridad que siente Sancho por Don Quijote.

En su extenso viaje por la novela europea y retomando algunos filósofos, Kundera afirma, que el verdadero rostro de la vida, de la prosa de la vida, sólo se muestra en el tiempo, por ello la historia del arte es perecedera, desde Rabelais, Balzac, Flaubert, Proust, Zola, Tolstói, Víctor Hugo, Dostoievski, Joyce, Kafka, Witold Gombrowicz, Cioran, entre otros...asociando cada obra maestra con respuestas claras, como lo afirma Hegel: "La conciencia profunda de la culpabilidad hace posible una futura reconciliación".
El turno toca a Cioran:"Cuanto más evidente es una evidencia existencial, menos visible es". A lo que responde Kundera: Las edades de la vida se disimulan tras el telón.
Entonces, ¿qué es al fin de cuentas la necedad? La razón es capaz de desenmascarar el mal que se oculta pérfidamente tras una hermosa mentira. Pero, ante la necedad, la razón se muestra impotente. No hay nada que desenmascarar. La necedad no lleva máscaras. Está ahí, inocente. Sincera. Al desnudo. Es indefinible.
"Aplicada al arte, la noción de la historia nada tiene que ver con el progreso; no supone un perfeccionamiento, una mejora, un avance; parece más bien un viaje con el fin de explorar tierras desconocidas y de inscribirlas en un mapa. La ambición del novelista no es hacerlo mejor que sus predecesores, sino la de ver lo que no han visto, la de decir lo que no han dicho".
Remantando, la histora del arte no soporta las repeticiones. La vida humana como tal es una derrota, lo que único que nos queda ante esta irremediable derrota que llamamos vida es intentar comprenderla. Esta es la razón de ser del arte de la novela.
Recomendable leerlo en un fin de semana otoñal...

LIBRO: EL TELÓN ENSAYO EN SIETE PARTES
AUTOR: MILAN KUNDERA
EDITORIAL:TUSQUETS

22 comentarios:

Guerreros de Luz. dijo...

Con todo lo de acuerdo que puedo estar con Kundera , creo que habría que encontrar nuevas formas para que las ideas llegaran al "pueblo" de una forma efectiva .
La novela , los escritores no deberían constituirse en un élite de amigos que se entienden entre ellos , debería haber una intención mas acusada de "fertilidad" , darles potencia a su mensaje para que llegue a quién debe llegar , ( como el anterior pintor) , buscar nuevas formulas , para que no se quede en un ejercicio estético para unos pocos , por muy conscientes que sean.

Tiene que ser fuego , elemento fuego , transformar .

¿no?.

Besos.

Guerreros de Luz. dijo...

Por otra parte , es lo que le estás dando tu , al publicarlo en tu blog.

(Pero deberían hacerlo ellos.)....(Creo).

Adolfo Calatayu dijo...

"Más vale permanecer callado y que sospechen tu necedad, que hablar y quitarles toda duda de ello." Abraham Lincoln

Aún a riesgo de entrar en conflicto con tal afirmación,y exhibir públicamente mis miserias,quisiera enunciar algunas cuestiones relativas a tu entrada.
Es un privilegio y un orgullo impensando tu dedicatoria,muchas gracias,no creo merecerlo,sin embargo en algún punto lo consideraste oportuno o justo,y en tal sentido lo acepto,entiendo tu dulce y única generosidad. Te lo agradezco tanto!!!
Y sí,es como vos afirmás,la necedad se exhibe sin ropaje y sin pudor;prístina,sin mácula alguna,casi como pavoneándose de sí misma,desde luego,acaso no es prima hermana de la estulticia? Gracias Erasmo.
Mencionás a Don Quijote; recuerdo la pregunta de Babieca a Rocinante: "es necedad amar?" ja! reíte de la pregunta por la cosa...
El arte,la vida,la historia,el sentido de la novela;la complejidad del post es verdaderamente inabarcable; exhibe y plasma la naturaleza de tu alma profunda e inquieta.
El tiempo,la culpa,las máscaras de la verdad o la mentira son metáforas,construcciones o sueños que pergeñamos,la mayoría de las veces futilmente,para maquillar la angustia,el abismo o la nada. Incluso creo que el arte es risible frente a la trascendencia,o a las cumbres del Amor o la Comprensión.
"Ningún ser humano es capaz de ver en qué punto del camino se hayan los otros: En el ladrón y en el jugador está el Buda; en el brahma, existe el ladrón. Al meditar profundamente, existe la posibilidad de anular el tiempo, de ver toda la vida pasada, presente y futura a la vez, y entonces todo es bueno, perfecto: es brahma. Por ello me parece que todo lo que existe es bueno: tanto la muerte como la vida, el pecado o la santidad, la inteligencia o la necedad: todo necesita únicamente mi afirmación, mi conformidad, mi comprensión amorosa: entonces es bueno para mí y nada podrá perjudicarme. He experimentado en mi propio cuerpo, en mi misma alma, que necesitaba el pecado, la voluptuosidad, el afán de propiedad, la vanidad, y que precisaba de la más vergonzosa desesperación para aprender a vencer mi resistencia, para instruirme a amar al mundo, para no comprarlo con algún mundo deseado o imaginado, regido por una perfección inventada por mí, sino dejarlo tal como es, amarlo y sentirme feliz de pertenecer a él. Estos son, Govinda algunos de los pensamientos que he tenido."
Siddartha de H.Hesse
Muchos muchos muchos cariños
Adolfo y una vez más,gracias

Torcasita dijo...

Desde el sur del mundo, un cordial y afectuoso saludo.

Cariños de ambas

Chechu dijo...

El temor a ser insignificante es uno de los mayores problemas que tenemos todo ser humano pero...no es mejor casi siempre ser insignificante para no inmiscuirte en tanto conflicto insignificante?
Saludos.

IMAGINA dijo...

La verdad es que estoy muy vaga con la lectura últimamente. Tengo a medio camino un libro de José saramago y cuando lo agarro en la noche estoy tan rendida que me vence el sueño.
Milán Kundera siempre es genial. Siempre nos deja reflexionando acerca de las cosas que escribe.
He leído varios libros de él y simplemente me encanta. No me extraña que este sea un libro más, altamente recomendable, del extraordinaro Kundera.

mi despertar dijo...

Guau ..........intenso tu escrito.por supuesto me anoto para leer el libro

carlos martinez dijo...

Querida "anonima", vengo solo a saludarte en esta tarde de sábado otoñal, y me encuentro con esta entrada tan interesante pero que no me quita de mi idea de irme a bailar y dejar para otro momento la lectura de ese autor. ¿Que tal un abrzao a ritmo de valsecito criollo por ser fiesta?

espartako dijo...

Sobre eso hay mucho que decir, pero a veces mientras intentamos comprenderla se nos escapan los mejores años, como le sucedió a Borges por ejemplo, quien después decía que hubiera preferido vivir que hallarse entregado en desenredar la trama humana…bueno así es la vida de contradictoria.

Besos Monique

∂Væ ƒæNiX™ dijo...

Vaya tendre que leerlo, solo he leido la insoportable levedad y me gusto mucho, a ver si un dia de estos lo compro... hace mucho no me compro un buen libro... saludos coordiales!

IRIS dijo...

No sé donde voy a sacar yo tiempo para leer tantos libros, son todos los que pones tan interesantes.Por cierto, he cumplido tu deseo, pq te lo mereces, y pq eres un cielo!!
Un abrazo muy grande linda!!!

Amor dijo...

¿y la poesía, monique?

amor

:-)

El lenguaraz dijo...

Lujo de post, y leer los comentarios a continuación , un valor añadido. Hay ideas en los comentarios que me gustaría debatir, pero de momento, las energías son las que son.

EL SENSEI dijo...

LO LEERÉ... NACE MI ANTOJO AL LEERTE.

UN BESO EN LA FRENTE CON ENORME CARIÑO PARA TI, MI MUY ADMIRADA GUERRERA.


son mis 2:35 AM, 25 NOV... y acabo de leer tu pregunta por SMS a mi "cel"... ¿de Mexicali a Hermosillo? He recorrido el trayecto en 8 horas... ¿algo que deba saber?

TE DEJE ALGO EN MI BLOG.

¡¡TE QUIERO!!

MORGANA dijo...

Así es, intentar comprender, y no averiguar.
Muchos besos en esta tarde fría de otoño.

Vanto Y Vanchi dijo...

...chin ya comenzó el invierno por aquí...recomendaciones?

blumun dijo...

Quiza la novela sea lo único que nos queda para no enfrentarnos a la realidad. Quizá la imaginación sea cobardía camuflada.
Es que despues de leer tu post, me he quedado en babia ;)
Besos.

Bohemia dijo...

Entonces este es el momento, fin de semana otoñal...lo encontraé antes que llegue el inviernos...?

Besazo

Mr. TAS dijo...

ya tenía ganas de pìllar un buen ensayo. lo leeré.

susana dijo...

me ha gustado esta parte"Cuanto más evidente es una evidencia existencial, menos visible es", cada dia me enseñas cosas nuevas, mil gracias bonita, am por cierto, estoy de celebración en mi blog, pasate a tomar una sidrita...

Dédalus dijo...

Me ha parecido bien lucido tu comentario sobre el libro de Kundera, Monique. Le sigo desde allá cuando editó "La vida está en otra parte" y ya después con "La insoportable levedad..." y los demás. Es de los escritores actuales más interesantes que conozco y me alegra mucho saber que ha editado este ensayo. Te debo a ti haberme enterado y supongo que no pasará este finde sin que me lo traiga a casa.

Un beso.

MORGANA dijo...

¿Cuánta gente se acostumbra a vivir en una trampa?
De todas las preguntas, ésta sin duda me sacudió, porque es lo que nos pasa ahora mismo, vivimos en una trampa constante.
Besos mi querida amiga.