sábado, enero 17, 2009

ME BASTA VIVIR CON TODO MI CUERPO Y DAR TESTIMONIO CON TODO MI CORAZÓN


La primera vez que vi a Albert Camus fue en un homenaje a Antonio Machado, en París. Los oradores fuimos Jean cassou y yo; María Casares recitó unos poemas. A la salida, terminado el acto, un desconocido de gabardina se me acercó para manifestarme su aprobación por lo que yo había dicho. María Casares me dijo: es Albert Camus. Eran los años de su celebridad y yo era un poeta mexicano anónimo perdido en el París de la postguerra. Su acogida fue muy generosa.

Nos vimos después varias veces. Leí algunos capítulos del L´homme révolté(El hombre rebelde) en revistas y él mismo me contó -por decirlo así- el argumento general de la obra. Discutimos algunos puntos -por ejemplo, sus críticas a Heidegger y al surrealismo- y le previene que el capítulo sobre Lautréamont provocaría la cólera de Bretón. Así ocurrió. Y cuando aparezca el libro de usted, Sartre lo atacará. Me miró con incredulidad y me respondió: "Tengo sólo tres amigos en el mundo literario de París. Uno de ellos es Malraux. Me he alejado de él por su posición política. Al otro, Sartre, me liga sobre todo una relación intelectual. El tercero, al que me une algo más que las ideas, es el poeta René Char -un amigo fraternal- Ninguno de los tres me atacará". Me sorprendió su respuesta y le dije: Sí, Malraux nunca lo atacará. Se lo prohibe su estética heroica y teatral: sería un gesto indigno de su personaje. Char tampoco lo atacará: es un poeta y, esencialmente, coincide con usted-o usted con él-. Pero Sartre es un intelectural y para él a la inversa de Malraux, la vida de las ideas es la verdaderamente real(aunque en su filosofía pretenda lo contrario) A Sartre le parecerá una herejía lo que usted dice en L´homme révolté y condenará a la herejía y al hereje en el Tribunal filosófico" No me creyó. Días después, la revista de Sartre desencadenó el ataque en su contra. Llamé por teléfono a María Casares: "¿Cómo está Alberto? Me contestó: "Se pasea por la casa como un toro herido"

                                                                                           Octavio Paz.

Libro: Hombres en su siglo y otros ensayos
Autor: Octavio Paz
Editorial: Seix Barral

23 comentarios:

Fernando dijo...

te beso...

Shingen dijo...

La amistad acaba donde empieza... a veces en la nada, otras veces son un todo. Pero siempre se confunde con la necesidad, y es esta, la que marca siempre el propio tono de la amistad.

Lindo el relato que nos regalas hoy, Gracias.

Un abrazo, Monique

MARISA dijo...

lineas de entretenimiento de historias y de sábado por la mañana. Mil besos

Verena Diaz dijo...

Que bien que analizó a las personas no??, supo exactamente que haría cada uno. El es Antonio Paz?? muy inteligente me parece.

Besos Monique
Ya po, y eres pariente o no de Albert Camus?? ah??

jejeje siiiii soy copuchenta (copuchenta= persona que quiere saber o chismes o cosas que no se han dicho, y que le dan vueltas en la cabeza... como a mi :))

Alí Reyes H. dijo...

No en vano, Obtavio Paz, es uno de los intelectuales más claros de este siglo...Qué bien que conoció a Camus

Malvada Bruja del Norte dijo...

Hay terrenos muy personales que sobrepasan la amistad... Por lo visto Octavio Paz calibró mejor a Sartre que él.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Albert Camus no vio venir los tiempos que se aproximaban en las letras...mundos de los cuales Octavio Paz trató de prevenirle en cuanto a los ataques personales.

Saludos afectuosos, de corazón.

runner48 dijo...

bsss

CaTpRiNcE dijo...

Un saludo!!!

thoti dijo...

.. a veces es duro aceptar las críticas, aún cuando se puedan hacer por un simple desarrollo intelectual, no necesariamente por contradecir o herir.. sólo la humildad y el reconocimiento de lo que uno es, nos da la capacidad de no enfurecernos.. :-)

.. besos, Monique..

alkerme dijo...

"se pasea por la casa como un tor herido" muy buena frase para describir el sentimiento...

Gracias y un beso

Susana dijo...

jo, e intentando visualizar a un toro en mi salón, herido, rompiéndolo todo, atrapado...ya sabes que tengo una imaginación muy grande jejeje, no he podido evitarlo , cada día que vengo aquí es como si abriese un libro de historia, de esos que pasas horas y no quieres dejar...un besito bonita

Alejandra dijo...

Hola Monique, mil gracias por tu preocupación, estoy bien, algo atareada, pero bien. =) Trabajo y algunas remodelaciones en tu pobre casa... eso me trae a la corre y corre y sin tiempito de ponerme a escribir. Ahora me di una escapadita para leerte a ti y a mis bloggers preferidos.
Besitos Bella Monique..... sabes cada vez me da más curiosidad de leer a Alberto Camus. Pero creo que debe ser sin prisa y con sumo cuidado.

Miriam Jaramillo dijo...

De visita en tu blog. Es un placer leerte. Con infinito respeto.

Lirio... dijo...

Me ha tocado de cerca.
Sé lo que se siente.

Jurema dijo...

Monique.
La pasión que sientes por Albert Camus es contagiosa...

Te mando un abrazo.

PIZARR dijo...

Tercera e interesante entrega de Camus en la que
nos muestras el momento en el que conoció a Octavio Paz.

Interesante la conversación que transcribes entre ambos. Lo que daría por escuchar lo que Camus opinaba de Heidegger por ejemplo.

Me encanta visitar tu casa Monique.

Un beso

✈∂ZuL™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

Siempre tienes una entrega interesante para hacerme pasar una noche interesante!

Hanks dijo...

estos días no son los mejores, Monique, el tiempo está veloz y me va arrancando cosas, de todas maneras me acuerdo de vos, paso y te saludo, por estos días pienso en Mexico y lo imagino verde, te abrazo desde el sur

Martín.

Miguel Rojas dijo...

En verdad ahora me pregunto, eres apellido camus....seras familia de Alberto ????

Shia dijo...

Hola que tal?, gracias a tu blog, acabo de conocer a alguien nuevo.
saludos....

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Bellisimas fotos y todo un escrito sobre estos personajes.
Saludos

ana. dijo...

Monique, llegué aquí por MBI, me gusta tu lugar y adoro a Albert Camus. Me encantó la recopilacion que hiciste de sus textos, las fotos ¡maravillosas! Yo también hice un pequeño homenaje a Camus en mi blog, un relato que escribí inspirándome en "El extranjero", el post es del 15-08-2008, tal vez te guste leerla. Te dejo un abrazo.
Regresaré.