jueves, noviembre 01, 2007

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD


Sí, ensayo obligado para todos los mexicanos. La pluma maestra del poeta y premio Nobel de literatura, Octavio Paz nos desnudó parte por parte. Nuestra radiografía a la luz de miles de lectores...Transcurrido 57 años de su publicación(1950) “EL LABERINTO DE LA SOLEDAD” ¿sigue vigente?
No pretendo elaborar una reseña sobre esta gran obra, la he leído tres veces y no dejo de pensar y sentir, que me sigue incomodando....Específicamente, abordaré un fragmento del capítulo: TODOS LOS SANTOS(Días de muertos…1 y 2 noviembre). Tradición prehispánica de los aztecas, que lejanamente en algunos pueblitos de México se niega a morir...Los vivos veneramos a nuestros muertos mediante la comida: calabaza, pulque, atole, maíz, pan, calaveritas de azúcar, flores, altares. Las festividades son alucinantes.
Mucho se ha expresado cómo los mexicanos contemplamos la muerte, Paz en su momento dio en el clavo exacto:
"Somos un pueblo ritual. Y esta tendencia beneficia a nuestra imaginación tanto como a nuestra sensibilidad, siempre afinadas y despiertas. El arte de la fiesta, envilecido en casi todas partes, se conserva intacto en nosotros. ¿Un pobre mexicano, cómo podría vivir sin las fiestas? Entre nosotros la fiesta es una explosión, un estallido. Muerte y vida, júbilo y lamento, canto y aullido se alían en nuestros festejos, para recrearse o reconocerse, sino para entredevorarse.
La muerte es un espejo que refleja las vanas gesticulaciones de la vida. Frente a ella nuestra vida se dibuja e inmoviliza. Nuestra muerte ilumina nuestra vida. Si nuestra muerte carece de sentido, tampoco lo tuvo nuestra vida. Por eso cuando alguien muere de muerte violenta, solemos decir: “se la busco”. Si la muerte nos traiciona y morimos de mala manera, todos se lamentan: hay que morir como se vive. La muerte es intransferible, como la vida. Si no morimos como vivimos es porque realmente no fue nuestra la vida que vivimos.
Paz, sustenta que para el mexicano, la muerte carece de significación. Para otras sociedades, la muerte es la palabra que jamás se pronuncia porque quema los labios. El mexicano, en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ella, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos. Cierto, en su actitud hay quizá tanto miedo como en la de los otros; más al menos no se esconde ni la esconde; la contempla cara a cara con impaciencia, desdén e ironía”.
A 57 años del LABERINTO DE LA SOLEDAD, el mexicano no centra tanto su vida en la muerte, sino en otros aspectos cotidianos que le permitan sobrevivir: la preocupación de un empleo, la salud, los hijos...No la ignora, la siente, la respeta como un hecho desagradable, inesperado, que sí tiene valor y aplasta fuerte...
Si algo tiene el mexicano es mostrar siempre su verdadero rostro… Aunque somos un país inacabado y al mismo tiempo fijo para siempre ante los ojos de los demás, le tememos más a la muerte que a la vida, actualmente no es un huésped tan familiar aunque la festejemos, la respuesta mexicana a la vida es la vida.

LIBRO: EL LABERINTO DE LA SOLEDAD
AUTOR: OCTAVIO PAZ
EDITORIAL: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA
Fotografía: R. Prakausa.

17 comentarios:

Amor dijo...

la respuesta a la vida es la vida

esa frase tuya me gusta más que todo el párrafo de octavio paz

un beso

santi

:-)

Javier López Clemente dijo...

Para aclarar tópicos no esta mal que Octavio Paz se una a tu prosa ;-)

Una leccion, si señor.

Salu2 Córneos.

Guerreros de Luz. dijo...

Esta también es una fecha muy importante en Galicia , mi tierra ,aunque el caracter de ella allí , es mas oscuro , las fiestas caladas de lluvia salvo en verano . la muerte y sus mitos allí se viven desde lo fantasmagórico : la santa compaña , los aparecidos .... Aunque cada vez menos.
Y la visita es tradicionalmente obligada a nuestros muertos , la familia al completo se reune en los cementerios.
Atascos de coches en las ciudades , etc, etc...

besos.
Galae.

espartako dijo...

A los tiempos, pero no importa.

besos de igual modo, mi querida amiga.

juan carlos

IRIS dijo...

Como bien dice guerreros de luz, aquí vivimos estas fechas de distinta manera, los cementerios se llenan de hermosas flores, y todos rezamos por aquellas personas que desgraciadamente ya no nos acompañan.
Un abrazo enorme linda!!

Dédalus dijo...

Gracias por ilustrarnos, Monique. No sólo sobre el fragmento de Octavio Paz (que desconocía) sino sobre la realidad de tu entrañable y festivo México.

Besos.

Adry dijo...

Fijate que no he leido este libro de Paz... seguramente pronto le daré el ojo... pero coincido con amor, tu frase "la respuesta a la vida es la vida" se lleva todos los premios...

Un abrazo

Adolfo Calatayu dijo...

Querida y lejana? Monique: impresionante entrada,me asombra profundamente tu refinamiento y sutileza al escribir,tu prosa es exquisita y muy "femenina". Vos ya sabés que Paz es uno de mis ídolos máximos,nada se puede decir,solo disfrutarlo,leerlo es un placer infinito.
Gracias,muchos cariños

roberto matarazzo dijo...

monique: amo i labirinti! un saluto colorato e..besos1
roberto matarazzo

Adolfo Calatayu dijo...

Ya más "despierto",igual reafirmo lo dicho anteriormente,la precariedad de nuestras respuestas frente a la muerte solo se compara con nuestras respuestas a la vida o al Amor,no sé,creo que es así.
Hoy efectué una entrada en el blog dedicada a vos,espero que te guste.
Cariños

blumun dijo...

Que frase tan rotunda la de morir como se ha vivido, y asusta un poco.De los libros sobre Mexico que yo recuerde, el que más me gustó fue " La serpiente emplumada" de D.H. Lawrence. Y con tu relato me han entrado ganas de releerla.
Saludos

La Gata Insomne dijo...

me encanta este tema, he estado por blñogs amigos mexicanos y aparece esa mirada frente a frente con la muerte, creo que es más sana esa actitud, aunque supongo que es una especie de mecanismo de defensa colectivo, en cuanto a que siempre le es inherente al ser humano el temor a la muerte, o a lo que ésta puede significar.
lei el ensayo hace años, me encanta refrescar lo q he leído es como resucityarlo (hablando de muerte)

besos y gracias amiga

markin dijo...

Y los ritos se repiten y dan en cada nación, en pueblos y cultura no contaminada.

Ritos como el de consumir 12 platos o 7 platos diversos en hono de los muertos.

hacerles una ceremonia, velar con alimentos. un saludo a la muerte tan temida por la vida.

El pasado y el presente conviven. Cada uno de nosotros está en su capacidad de discernir y actuar a su modo.

"Nuestra muerte ilumina nuestra vida"

es ahí dónde se rescata todo eso que dimos. El valor de nuestros actos... Pensamos en eso? O tenemos temor a morir sin luz?

adiós.

MentesSueltas dijo...

Hola, pasaba a dejar un abrazo con mi mejor energia.

Bellisimo, gracias por compartirlo.

MentesSueltas

Vanto Y Vanchi dijo...

....¿un pobre mexicano o un mexicano pobre?.....

¿a cuál hiciste referencia?

...y a Paz y su Laberinto todavía los tengo que leer...pero lo que he encontrado no me ha sido agradable...


besos de calabaza!

Em dijo...

El Nóbel Octavio Paz y su Laberinto de la Soledad, creo que sea o no del agrado de los lectores refleja fielmente la idiosincracia mexicana.

Y sí, la festividad mexicana a la muerte es diferente, típica de nuestra cultura.

"La respuesta mexicana a la vida, es la vida"... me encantó esa frase.

Un beso nena.

MORGANA dijo...

Querida Monique, la muerte....
sabes? era algo que me obsesionaba cuando era pequeña, hasta que la entendí, forma parte de nosotros, nos acompaña, cuando la sientes cerca, muy de cerca, uffffff, luego te cambia todo. Ahora me he reconciliado con la vida, y acepto la muerte como una etapa más, sin miedo, como algo natural.
Es una delicia siempre poder leerte, siempre aprendiendo, eso es vivir.
Muchísimos besos.